Después de varios días de espera, el recuento de votos en estados como Nebraska, Pensilvania, Georgia y Florida entre otros, fueron perfilando que la tendencia electoral era favorable a la candidatura del demócrata Joseph Biden, quien será el segundo presidente católico de los EEUU, después de John F. Kennedy.  De igual manera, la fórmula ganadora tiene consigo a la primera mujer afroestadounidense, Khamala Harris, quien ocupará la vicepresidencia de esa nación y que estaría en la condición dentro de cuatro años, en ser la candidata por la presidencia de su nación, pues el propio Joseph Biden ha mencionado que él, está en condición de llevar a buen término un gobierno de cuatro años y no buscaría la reelección. 

Asimismo, está presente la expectativa que está generando la obcecada postura del presidente Trump, para no comenzar los trabajos de la transición, necesarios para que comience el nuevo gobierno en enero de 2021, pues el actual mandatario, buscará irse a extra innings (usando el argot beisbolero), que le permita que el proceso electoral llegue hasta la Suprema Corte de los EEUU, y ahí, revertir el actual resultado, tomando como referente la disputa electoral que tuvo el Vicepresidente Albert Gore (demócrata) contra el Gobernador de Texas George Bush Jr. (republicano), que a causa de una serie de incongruencias en la boleta electoral que se utilizó en el estado de Florida (por cierto gobernado en ese momento por Jeff Bush hermano del candidato presidencial republicano), les permitió llevar el caso ante dicha corte, dando por ganador a George Bush, pese a que Albert Gore, contaba con mayor votación popular, pero Bush pudo tener al fin, los votos necesarios para ganar el colegio electoral. 

-Publicidad-

Lo cierto es que, es muy remota la posibilidad que en la Suprema Corte el diferendo electoral le sea favorable al presidente Trump, de hecho, diversos especialistas en los EEUU, han establecido que no podría proceder, pues la ventaja es significativa a favor de Biden por tener un amplio número de votos ante el Colegio Electoral, que refrendan la confianza de una parte significativa de la sociedad estadounidense a favor de los demócratas para dirigir la Casa Blanca, lo  que se debe de tomar en cuenta, es que la ideología de Trump llegó para ser una postura fundamental al interior de los republicanos y de la propia sociedad de ese Estado. 

Las próximas semanas son decisivas para que comience el proceso de transición o ver que las argucias del equipo legal del presidente Trump tengan éxito y se tengan que dirimir las diferencias en la corte, pero lo cierto es que, diversos presidentes y Primeros Ministros ya han dado su respaldo a Joseph Biden a quien ya saludan como presidente electo de los EEUU. 

En ese sentido, en México, el Ejecutivo Federal ha insistido en diversas ocasiones, que su gobierno se abstendrá de dar como un hecho, el que Joseph Biden sea el presidente electo de los EEUU, debido a que no ha recibido la declaración que lo acredite como tal, debido a que aún hay estados que están registrando votos o bien revisando la elección a causa de tener porcentajes electorales muy cerrados.  

En ese sentido, ha reiterado que el hacer un pronunciamiento sobre la elección estadounidense, es un acto de completa injerencia en los asuntos internos de la nación, por lo que, hasta que no se de un fallo total por parte del Colegio Electoral, no felicitara a uno u otro candidato, es decir, el Estado mexicano se abstiene de establecer un trato formal con el hoy presidente electo Joseph Biden, poniendo en entredicho a la propia política exterior de México, ¿y esto a causa de que razonamiento?

1.- El Ejecutivo Federal ha comparado sus intentos previos por alcanzar la presidencia pues, le fue robada la elección, sobre todo cuando compitió contra el Presidente Felipe Calderón Hinojosa, luego entonces, está asumiendo que a Donald Trump le están robando la elección presidencial, sin sustento de prueba alguna, tan sólo por los argumentos de los diferendos en algunos estados en la votación, que sin duda, irán siendo desechados en las próximas semanas, cayendo el mito del robo de la elección como asegura Trump y que corrobora el propio Ejecutivo Federal. 

2.- El Ejecutivo Federal, se ha asombrado con las acciones que en días pasados llevaron a cabo diversas cadenas de multimedios en los EEUU, al censurar una conferencia del presidente Trump desde la Casa Blanca, cuando estaba dando su versión del supuesto fraude electoral en su contra, por lo que el Ejecutivo mexicano aseveró que a él, en diversas ocasiones le hicieron eso cuando era líder de la oposición y también como presidente, por los constantes ataques desde los medios de comunicación que están en contra de su proyecto de nación, luego entonces, asemeja ambas situación, para ponerlas a su favor.

En ambos casos al realizar estas analogías, en lugar de enaltecer a la prestigiada política exterior por la acción de la Doctrina Estrada, la pone en entredicho, pues lo que hizo con esas declaraciones no fue más que hacer un acto de intromisión a favor de Trump, cancelando con ello, el propio espíritu de la Doctrina que estableció Genaro Estrada Félix, cuando ante el golpe de Estado en Brasil que llevó al poder a Getulio Vargas en 1930; el embajador mexicano Alfonso Reyes Ochoa, envió un telegrama avisando de la situación que imperaba en ese país, a lo que el Canciller Estrada, argumento que México tendría relaciones diplomáticas con los gobiernos que así lo desearan, pero que jamás utilizaríamos el argumento de reconocimiento de Estados y de gobiernos para señalar la existencia de Estado alguno.  Luego entonces, se mantuvieron las relaciones diplomáticas pues el nuevo gobierno brasileño no tenía diferendos diplomáticos con nuestra nación, al contrario, estuvieron agradecidos de ese gesto lo que simbólicamente fortalecía al nuevo régimen en Río de Janeiro (todavía no se construía Brasilia).  

La acción del Ejecutivo Federal, en verdad es de injerencia total a la postura que mantiene el presidente Donald Trump de descalificar la elección, señalando que hubo fraude. Tal posición del gobierno mexicano, tendrá sus repercusiones para el desarrollo y la seguridad nacional de nuestro país, el tiempo lo dirá, pues el desconocimiento de la realidad de la relación bilateral con EEUU, de la política exterior y de sus doctrinas, lastiman en mucho la grandeza de México ante la comunidad internacional y con su vecino norteño, quién es, esencial para nuestra vida diaria como Estado nacional.