Pese a que se había dicho que la Fiscalía General de la República sería un órgano autónomo de cualquier tipo de entidad gubernamental o política, este miércoles se observó al titular de esta dependencia, Alejandro Gertz Manero, paseándose en la reunión plenaria de senadores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), partido político que ocupa el poder en este momento.

Sin embargo, el flamante «fiscal autónomo» no fue el único que asistió a esta reunión, pues la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y otros funcionarios federales se dieron cita en esta asamblea.

Durante esta plenaria, el exsecretario de Seguridad Pública discutió asuntos relacionados con la dependencia que encabeza, entre los que destacan el caso Tlahuelilpan y asuntos relacionados con casos de corrupción de la administración pasada como la Estafa Maestra o la red de sobornos de la brasileña Odebrecht.

Cabe recordar que cuando Enrique Peña Nieto intentó promover a Raúl Cervantes como el primer titular de la Fiscalía General de la República, los diputados de oposición, incluidos los morenistas, acusaron que el entonces mandatario priista intentaba nombrar un fiscal a modo que le cuidara las espaldas durante la nueva administración. Sin embargo, Gertz Manero empieza a dar señales de que en realidad si es un Fiscal Carnal.

AR