México, Veracruz.-  La trágica noche del jueves 4 de abril, según los testimonios dados por los vecinos, Antonio «N» atacó a su pareja con un cuchillo, estampándola contra una lámina, herida que necesitó 50 puntadas. Acto seguido, el feminicida abandonó a a una de las víctimas en el hospital de la zona.

El altar colocado sobre una cruz de cal muestra el rostro de la joven, hija de la víctima, quien fue asesinada por su padrastro; quien la habría golpeado brutalmente en la cabeza; acto seguido, la envolvió con una manta y la enterró en la parte trasera de la casa.

-Publicidad-

Los trágicos hechos tuvieron lugar en la colonia La Reserva 3 en el puerto de Veracruz.

Ella era amiguera, con todo mundo, pasaba y ‘buenos días vecina, buenos días vecino’. Se ponía a jugar con los niños, tenía 23 años, pero se comportaba como una niña, ella no tenía malicia, ella era inocente”, explicó su hermana Patricia Pérez Román.

Otro de sus familiares, quien prefirió mantenerse en el anonimato explicó que Xiomara era reservada con quien no conocía, sin embargo siempre estaba ahí para sus seres queridos.

Era una niña con nadie se metía, hacía amistades, con toda la gente que hacía amistad nunca era grosera, era querida por todos los que la conocen”, dijo.

En enero del 2018, ya existía un antecedente de violencia doméstica, sin embargo, a pesar de la denuncia que se hizo ante la Fiscalía Veracruzana, no hubo ninguna acción por parte de las  autoridades en contra de la pareja sentimental y agresor de la madre de las hermanas Pérez Román.

Se había denunciado por maltrato, por haberle pegado a la hija y a la madre, sin embargo la ineficiencia de las autoridades permitió que el agresor viaja a Oaxaca y a Ciudad Juárez. Tras los incidentes regresó y se reconcilió, convenciendo a la suegra de regresar.

La hermana de Xiomara, relató cuando el feminicida le dio la noticia:

«Me dijo, tú mamá y tu hermana salieron volando de la moto, tú mamá está grave en el hospital y tu hermana está muerta, pero ya la tengo escondida no te preocupes”.

Cuando observaron la tierra removida en la parte de atrás de la vivienda, dio parte a las autoridades, quienes se tardaron 48 horas en exhumar los restos de Xiomara. Su principal argumento fue «pues hasta las ocho que llegue el juez».

Incluso, existen testigos que aseguran haber visto al homicida salir de la casa, huyendo. La familia responsabiliza la Fiscalía General de Veracruz de no actuar con la suficiente rapidez para evitarlo.

De acuerdo con la fiscalía se han registrado 74 feminicidios en la entidad.

Enlaces relacionados:

NÚMEROS ROJOS EN VERACRUZ

Honduras denuncia secuestro de 17 migrantes en Veracruz

Pese a violencia en Guanajuato y Veracruz Durazo asegura que “todo bajo control”