México. La caída del rítmo económico le pegó al sector turístco cuyos primeros números negativos se presentan depués de ocho años.

El primer trimestre de 2019 el PIB del turismo registró una contracción anual de 0.8% en comparación anual; los servicios turísticos como alojamiento y preparación de alimentos y bebidas fueron los más afectados.

Según cifras de los Indicadores Trimestrales de la Actividad Turística del Inegi, el rubro de los servicios fue el que perdió dinamismo de manera más pronunciada con una caída anual de 0.8%, mientras que el rubro de los bienes turísticos registró una caída de 0.3% en su generación económica.

NGF

Te puede interesar:  “Vamos bien y de buenas”: BMV sigue en caída y pierde 0.16%