Reino Unido.- A un día de la mayor derrota parlamentaria que haya sufrido un gobierno en la historia de Reino Unido, este miércoles el Parlamento británico votó 325-306 en contra de una moción de confianza que buscaba destituir a la Primera Ministra, Theresa May, con lo que asegura su permanencia.

«No tomo esta responsabilidad a la ligera y mi gobierno continuará con el trabajo que ha hecho«, dijo May tras ganar el voto.

-Publicidad-

Con el fracaso de la moción presentada por el opositor laborista Jeremy Corbyn, May tendrá que presentar a votación un nuevo acuerdo en un plazo mínimo: sólo tiene hasta el lunes 21.

May afirmó antes que la Unión Europea no estaría dispuesta a ofrecer un mejor trato antes de la fecha límite del 29 de marzo.

Además, alertó que se abre la posibilidad de que Reino Unido sufra una salida abrupta de la Unión Europea, lo que causaría caos en fronteras, aeropuertos y aduanas.

MO

Te puede interesar:  El softpower de las potencias, ¿y el de la 4 T?