México. En fechas recientes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador manifestó la intención de someter a consulta ciudadana la prohibición de las corridas de toros para conocer la opinión de la población mexicana al respecto. El diario Reforma se adelantó, y el pasado 11 de septiembre publicó una encuesta sobre el tema, de la que resultó que el 59 por ciento de la población mexicana está a favor de prohibir la práctica de la tauromaquia en el país, debido a que lo considera una práctica cruel y llena de violencia, de acuerdo con el 73 por ciento de la población; así mismo el 85 por ciento de los mexicanos afirmó que no les gusta este «espectáculo».

Los defensores de la tauromaquia afirman que se trata de un acto artístico en el que se procura un tipo diferente de relación humano-animal, aseguran que los toros son preparados específicamente para estos eventos. La preparación consiste en lo siguiente: los toros son aislados desde muy temprana edad, privados de las condiciones básicas, como son alimento e hidratación, con el fin de estresarlos a tal punto que puedan proyectar su estrés una vez que se encuentren en el ruedo, donde además son torturados hasta morir, ¿qué tanto de arte puede haber en este tipo de sometimiento y tortura? Imaginemos por un momento situarnos desde la perspectiva del animal, ¿qué sentiría usted al ser sometido a estas condiciones?.

El 15 de octubre de 1978 la Organización de la Naciones Unidas (ONU) aprobó la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, que enuncia:

Te puede interesar:  Jucopo anuncia acuerdo para aprobar las leyes reglamentarias de la Guardia Nacional

Artículo 2: a) Todo animal tiene derecho al respeto;

b) El hombre, en tanto que especie animal, no puede atribuirse el derecho de exterminar a otros animales, o de explotarlos violando este derecho

Artículo 3: Ningún animal será sometido a malos tratos ni actos de crueldad

Artículo 10: a) Ningún animal debe ser explotado para esparcimiento del hombre

b) Las exhibiciones de animales y los espectáculos que se sirvan de animales son incompatibles con la dignidad animal

Artículo 11: Todo acto que implique la muerte del animal sin necesidad es un crimen contra la vida

Tal vez es gracias a este reconocimiento de respeto a la vida de la fauna, por parte del organismo internacional que la práctica va perdiendo popularidad; sólo ocho países aún la consideran una práctica legal: Francia, España, Portugal, Ecuador, Perú, Colombia, Venezuela y México.

Sin embargo, en México, la tauromaquia es legal en 28 estados de la república, pero la defensa de los derechos de los animales cada vez gana más terreno, pues en Sonora, Coahuila, Guerrero y Quintana Roo ya se prohibieron las corridas de toros, además de haberse reformado la Ley de Protección y Bienestar Animal que también contempla la prohibición de peleas de gallos, y nuevos estatutos para procurar el bienestar animal.

En otros estados, se han presentado iniciativas de Ley para procurar detener esta práctica, sin embargo, estas se encuentran detenidas debido a que hay facciones que no las consideran relevantes; una de estas propuestas contempla la totalidad del territorio mexicano y fue presentada por la diputada federal Pilar Lozano Mac Donald, de Movimiento Ciudadano (MC); en ella argumenta de forma certera «Aunque algunas personas creen que la tauromaquia es tradición y cultura, no puede ser considerada asó porque no cultiva el espíritu ni las facultades intelectuales de quienes las practican, ni mucho menos de quienes las frecuentan».

La iniciativa también hace referencia a que esta práctica viola los derechos de la sociedad «porque a los espectadores se les incentiva a permanecer indiferentes ante el sufrimiento de un ser vivo», y es que en un contexto en el que la violencia se ha convertido en un padecimiento cotidiano, este tipo de prácticas abonan en normalizar la indiferencia al dolor ajeno.

Te puede interesar:  Periodistas, activistas y políticos en nuevo spot de Enrique Cárdenas, candidato por Puebla

VR