Tal parece que la forma más simple que tienen los mexicanos de guardar dinero podría considerarse un delito. De acuerdo con información, están las tandas y depósitos en la mira del SAT.

Con el objetivo de «mejorar» sus medidas de seguridad para el próximo año y erradicar la evasión de impuestos se implementarían nuevas medidas.

-Publicidad-

Para el Servicio de Administración Tributaria las personas que reciben grandes cantidades de dinero en efectivo podrían ser sospechosos de delitos fiscales.

Ante ello, el SAT ya piensa en una forma para controlar esta situación. Con ayuda de los bancos, la institución recibirá una notificación de aquellos que reciban más de 15 mil pesos al mes. Este método ya era implementado, sin embargo, se hacía de manera anual y ahora se llevará a cabo de forma mensual.

Según la Ley de Egresos el SAT se busca que las personas con esta clase de ingresos deben darse de alta para pagar los impuestos que corresponden. Esto significa que aquellos organizadores de tandas, quienes reciben dinero en su cuenta y no comprueben su procedencia, pueden ser investigados.

En caso contrario, aquellos que gasten mucho más de lo que tienen también podrían llamar la atención del SAT, ya que se considera cuna discrepancia fiscal.

AMLO el segundo con más popularidad: Financial Times