El pasado domingo 28 de julio, Paco Ignacio Taibo II dio la nota en el marco de la clausura de los trabajos de una escuela de formación de cuadros morenistas llamada “La Chinaca”, constituida esencialmente por chavos: los “nuevos cuadros” de la Cuarta Transformación.

Fiel a su estilo exhibicionista, más que provocador, Taibo II se le fue duro a su propio partido, y dijo: “MORENA se ha convertido cada vez más en un partido blandengue, burocrático, electoralista, perdió su esencia social, se volvió un partido de busca chambas, de ascenso de la pirámide, no su base. Sorprendentemente, la base de MORENA, sigue siendo de izquierda, pero todas sus estructuras de mando, al grado de llegar a su dirección, que parece la dirección de Lotería Nacional, y no la de un partido político”.

-Publicidad-

Sus palabras tuvieron trascendencia mediática puesto que Taibo II es uno de los “intelectuales orgánicos” del actual régimen, así como el director del Fondo de Cultura Económica, esto gracias al “dedazo” presidencial y a una caprichosa reforma legal con destinatario innegable. Dentro de la alta burocracia morenista hubo muchas bocas torcidas por la “autocrítica” de Taibo II, sólo porque este amanuense de López Obrador dijo lo que ya todo mundo sabe.

Taibo II apenas se está dando cuenta de la esencia de MORENA. Claro, en sus sueños guajiros nutridos por su nostalgia del 68, Taibo II llegó a pensar que MORENA sería el partido-movimiento que transformaría a fondo, desde la base y para siempre, las estructuras políticas, económicas, sociales y culturales de México. Todo esto a través de la “insurrección revolucionaria y popular”.

Pobre hombre. Taibo II sigue anclado en su adolescencia “chaira”, en sus marxistoides ensoñaciones de opio. Es un forever young rojillo que huele a naftalina, tabaco, sudor concentrado y eructo de Coca Cola. Como se dice coloquialmente: el pobre cuate se quedó en el “viaje sesentayochero”. Vive de y para la nostalgia.

Tardíamente, Taibo II se ha dado cuenta de la esencia de MORENA, de la esencia que tiene desde su nacimiento dentro del lodoso espectro político mexicano: no, no es que MORENA haya nacido virgen y ahora sea una putota de burdel barato con exceso de maquillaje… ¡MORENA nació putota!

MORENA no es más que una colección de oportunistas “busca-huesos”, que aspiran a hacer negocios o a tener una quincena segura al amparo de un viejito fanático y decrépito que se siente el redentor del cosmos. ¿De veras Taibo II nunca se dio cuenta de esto?

¡Qué pena que Taibo II, tan dedicado “a las letras” (dizque), apenas vaya entendiendo la diferencia entre marketing político y realpolitik!

“Somos la Cuarta Transformación”, dice el marketing electorero. “Por el bien de todos, primero los huesos”, dice la realpolitik. Lástima de los incautos que no supieron o no han sabido diferenciar las cosas… ¡Y tan fácil que resulta!

Y no, las bases de MORENA tampoco son “de izquierda”: las bases de MORENA realmente son del “partido del hambre”, son los famosos “hambreados” que siempre votan por quien más pan les ofrece en un momento dado, y que nunca preguntan de dónde sale el dinero que gasta a diario el gobierno.

Taibo II sigue sin entender que MORENA es la “resurrección” de la peor versión del Priato; de la versión “recargada” del podrido sistema presidencialista, autoritario, demagogo y clientelar que apenas comenzábamos a dejar en el pasado.

Y mejor que Taibo II ya ni le juegue al “chiles” de la “autocrítica”, porque hasta lo andan regresando a sus carpitas placeras “para leer en libertad”, a repartir libritos entre “los compas” y a dar pláticas jocosas. ¡Que se dedique a disfrutar de su sitio dentro de “la izquierda caviar”!

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine