Cuando ocurría en otras partes del mundo, cuando México no era el centro de masacres en escuelas, muchos decían aliviados: eso no pasará en México.

Suponían que los crímenes y suicidios de jóvenes o niños en escuelas, eran propios de otras sociedades; de quién sabe qué tipo de desviación, en donde la maldad era propia del feo desarrollo neoliberal.

Cuando pasó, hace tres años en Monterrey –en donde igual que hoy un joven disparó contra sus maestros y compañeros de escuela–, de inmediato apareció la exclamación aliviada que suponía un hecho aislado; nada para preocupar a una sociedad feliz, feliz, feliz.

Pero cando volvió a pasar, cuando la mañana del viernes 8 de enero del naciente 2020, un niño mexicano –del norteño estado de Coahuila–, llevó a su escuela dos pistolas; cuando disparó contra su maestra y algunos compañeros, para luego suicidarse, entonces la preocupación buscó de inmediato la respuesta fácil.

Y, lo primero que se le ocurrió a las autoridades locales y/o federales fue vincular al niño suicida con un videojuego, titulado “selección natural”, en el que humanos pelean con alienígenas

Sin embargo, manos expertas –como el portal www.letraroja.com –, descubrieron que se trató de una copia de la masacre de Columbine, en donde los criminales reivindican la teoría de Darwin sobre la selección natural de las especies. Por eso en Columbine el principal criminal portaba una playera con la leyenda “selección natural”.

Es decir, un niño encargado a su abuela, de madre fallecida, con un fuerte rencor hacia su entorno –maestros y amigos le hacían bullyng–, acudió a una venganza ejemplar; matar a sus agresores de la misma manera en que lo hizo el criminal de Columbine.

Hoy, México también vive las tragedias del primer mundo; el crimen cometido por niños en escuelas y que terminan con el asesinato del objetivo y el suicidio del perpetrador.

¿Qué tipo de agresión lleva a un niño a ese nivel de violencia?

¿Qué tipo de escuela no fue capaz de detectar esa violencia contenida y, sobre todo, a quienes violentan a los niño?

¿Qué familia permite que un menor tenga a su alcance dos pistolas?

¿Cómo se produce la identidad entre un niño de 11 o 12 años con una tragedia como la de Columbine?

¿Dónde estaban los maestros para detectar la violencia contenida?

Corresponde a los especialistas de la conducta –en especial la conducta infantil–, explicar lo ocurrido.

Sin embargo, también es cierto que una sociedad violenta –como la sociedad mexicana–, es proclive a producir ciudadanos violentos; niños violentos.

Y es que, por ejemplo, en México la violencia es el pan de cada día.

El gobierno de López Obrador es el más violento de la historia, con casi 40 mil muertes violentas.

El de Obrador es el gobierno con más número de desaparecidos, con más feminicidios, más secuestros, mas robo; con más periodistas muertos más policías muertos, más alcaldes y ex alcaldes muertos mas…

En casi todas las películas de acción y violencia, México es el lugar al que huyen y en el que se refugian toda clase de criminales.

Y es que, en el mundo entero, se conoce el escandaloso nivel de impunidad para toda clase de criminales.

En México mandan las bandas criminales. Y, el mejor ejemplo, lo vimos cuando el gobierno de AMLO capturó y debió dejar en libertad al hijo menor de “El Chapo”.    

En México, el principal propagandista del presidente López Obrador es, al mismo tiempo, el mayor productor de series de narcotráfico; exaltación de la violencia, la impunidad y el crimen

En México millones de niños han sido enganchados por el narcotráfico, ante la indolencia oficial que sólo atina, en voz del presidente Obrador, a proponer abrazos antes que balazos.

En México, su presidente, López Obrador, nada hace contra las bandas criminales que operan a su antojo, en tanto que el mandatario dice magnánimo que los abuelo son la solución para educar a los niños; para regañarlos y para “chanclearlos” a manera de correctivo para que se porten bien.

¿Qué hace un gobierno que destruye guarderías, estancias infantiles y el sistema de salud todo, por niños como el que este viernes mató a su profesora?

Cantos como él están hoy en las escuelas, sean públicas o privadas.

Te puede interesar:  Jenaro Villamil denuncia que hay una campaña contra AMLO