México. El subdirector técnico de la Coordinación Nacional de Artes Visuales, Gerardo Cedillo del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) dejarán de apostar por por exposiciones que buscan romper récord de asistencia sino que ahora estos recintos se concentrarán en las “relecturas” de sus acervos y en exposiciones vinculadas al arte moderno latinoamericano.

¿De qué nos vamos a perder?

-Publicidad-

El 31 octubre del año pasado y hasta enero de 2019, una exposición del pintor ruso, Wassily Kandinsky, considerado uno de los máximos representantes del arte abstracto, llegó al Museo de Bellas Artes.

 

En abril de 2018, al Museo de Arte moderno, se conmemoró el natalicio de la pintora, escultora y escritora, Leonora Carrigton, muestra carga da surrealismo y que trajo hasta México un autorretrato de la inglesa naturalizada mexicana, perteneciente al Museo Metropolitano de Arte en New Tork.

Por otro lado, en febrero en el Museo Nacional de Arte (Munal) se inauguró la exposición Caravaggio. Obra legado que indaga en la herencia tenebrista propuesta y difundida por el pintor italiano Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610) en la pintura europea y novohispana.

Durante julio de 2018, llegaron a los museos de la Ciudad de México, piezas únicas de importantes colecciones internacionales, como la de la Hispanic Society of America que se trató de un recorrido conformado por más de 200 piezas que dan cuenta de cuatro mil años de arte y cultura hispánica.