México. El periodista J. Jesús Lemus detalló, a través de su nuevo libro El Fiscal Imperial, los casos más polémicos sobre las venganzas del fiscal General de la República (FGR) Alejandro Gertz Manero, que involucran a figuras como Silvia Pinal y Alejandra Cuevas.

Luego de una extensa investigación recopilada en su libro, el periodista detalla que son al menos cinco casos en los que al fiscal se le puede adjudicar el calificativo de “rencoroso” o “vengativo”, y a quien él mismo llama “El eslabón más oscuro de la 4T”.

-Publicidad-

Uno de los casos que más conmoción pública ha generado, es el de Alejandra Cuevas, la mujer que pasó 528 días en la cárcel acusada por el propio Alejandro Gertz Manero de un delito que la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que ni siquiera existe

Alejandra es hija de Laura Morán, quien durante casi 50 años fue pareja sentimental de Federico Gertz Manero, hermano del actual fiscal. En septiembre de 2015, Federico falleció a causa del deterioro de su salud.

En ese entonces, el fiscal mexicano demandó a su cuñada por homicidio por omisión de cuidados. Pero al tener en ese momento 89 años de edad, ella no podía ser detenida. Entonces Alejandro Gertz agregó a la denuncia a su hija, acusándola como garante accesoria de la salud de su hermano.

Las demandas en contra de ambas mujeres simplemente no procedieron en los años siguientes hasta 2020, una vez que Alejandro se convirtió en el hombre más poderoso de la justicia mexicana. Con 68 años de edad, Cuevas Morán fue detenida en octubre de ese año.

Sin importar la cantidad de irregularidades que su defensa demostró, la mujer salió libre hasta el 25 de marzo de 2022, cuando la Corte declaró inexistente el delito por el que fue encarcelada.

De acuerdo con J. Jesús Lemus, otra de las más escandalosas venganzas de Gertz Manero es el caso contra la actriz mexicana  Silvia Pinal. La historia se remonta en 1994, cuando la actriz presidía la Asociación Nacional de Productores de Teatro (Protea), de la cuál él fue uno de los fundadores.

Manero la culpó del desvío de alrededor de nueve millones de pesos; sin embargo, fue hasta el 2000 que el encargado de la justicia en la capital mexicana la persiguió como acto de venganza, luego de que en 1992, Silvia Pinal, como presidenta de Protea, lo dejó fuera de cualquier cargo en las finanzas de la fundación.

En una serie autobiográfica de Televisa, la actriz habló sutilmente sobre ese episodio en su vida. Contó que al verse perseguida tuvo que salir de la Ciudad de México rumbo a Acapulco escondida en la cajuela de un coche. Posteriormente, relataba, se habría ido a exiliar a Miami, donde estuvo por unos 11 meses en el departamento de su hija Alejandra Guzmán.

Según Lemus, esa fue la verdadera razón de la persecución del fiscal a la actriz mexicana.

TE PUEDE INTERESAR: Si fracasas, no te sientas pendejo, recuerda a Delfina: Esto dijo Chumel Torres sobre Delfina Gómez

JET