México. Ante las declaraciones del gobernador Silvano Aureoles, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) amenazó con radicalizar sus protestas en Michoacán tomando bancos, centros comerciales y casetas de peaje.

De acuerdo con el coordinador regional del magisterio en Lázaro Cárdenas, Isidoro Castañeda, el ultimátum para el gobierno estatal vence este martes y se decidirá en asamblea si de inmediato comienzan con las nuevas medidas, además de mantener cerradas las vías del tren. Según los maestros disidentes, las declaraciones del gobernador no son más que una provocación.

“Provocan que se pueda, yo digo, radicalizar mucho más el movimiento cuando no hay seriedad, no quiere atender y busca la manera de provocar, porque no lo vemos como otra cosa: una franca provocación a este magisterio”, explicó Isidoro.

Te puede interesar:  Amaga la CNTE con movilizaciones en mayo contra reforma educativa