Discretamente, como no queriendo la cosa, la Secretaría de Hacienda coló dentro del Paquete Fiscal 2022 un nuevo impuesto, dirigido a los autos blindados.

Lo anterior pone en evidencia una mentira más del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha declarado reiteradamente que durante su gobierno no habrá nuevos impuestos.

-Publicidad-

Aparentemente se trata de un impuesto a un artículo de lujo que solo tendrían que pagar quienes tienen un muy elevado poder adquisitivo.  De hecho, en la iniciativa enviada al Congreso por el presidente se explica que se trata de un impuesto “dirigido a un grupo de personas con características particulares, que no es el grueso de la población”.

Sin embargo, ante los crecientes niveles de inseguridad, el blindaje de los autos se ha ido convirtiendo en una necesidad para muchas personas.

El nuevo impuesto se calculará a partir del valor del auto, con el cual se realizará una operación matemática compleja en la que intervendrá la tasa sobre el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos y el factor 0.80.

López Obrador creó este nuevo impuesto quizá con la idea de que, como no ha logrado combatir la inseguridad, crecerá la demanda de autos blindados y por lo tanto aumentará la recaudación de recursos fiscales.

Pero hacer esto es reconocer el fracaso de su administración en la lucha contra la delincuencia y la inseguridad.

JC