México. El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la decisión de liberar al narcotraficante Ovidio Guzmán López se tomó para “proteger la vida de las personas” y evitar una masacre. Sin embargo, todo indica que la masacre en realidad no se evitó, sino que el gobierno “maquilló” el saldo de los enfrentamientos en Culiacán, ocultando el verdadero número de muertos.

El pasado viernes, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, reportó que durante los enfrentamientos sólo perdió la vida un elemento de la Guardia Nacional. Sin embargo, ese mismo día, el gobierno de Sinaloa contradijo la información ofrecida por Durazo al reportar nueve muertos y 23 heridos.

No obstante, el saldo real de la batalla podría triplicar las cifras de homicidios ofrecidas por el gobierno estatal.

Este lunes, El Sol de Mazatlán reporta un saldo de al menos 14 fallecidos, entre ellos tres ciudadanos que habrían quedado atrapados en el fuego cruzado y 10 sicarios del grupo de Ovidio Guzmán.

No obstante, el propio medio informa que entre la tarde del jueves y el viernes el Servicio Médico Forense reportó el ingreso de al menos 30 cuerpos de personas asesinadas. Además, asegura que hubo al menos 35 heridos.

También se reportan 22 vehículos quemados, entre ellos dos patrullas de la Policía Municipal; 12 armas decomisadas y 47 reos prófugos.

La pregunta es: ¿cuántas personas murieron en realidad el pasado jueves en Culiacán? ¿De verdad se logró evitar una masacre? ¿O la masacre de hecho ocurrió? ¿Por qué las autoridades ocultan las cifras? ¿Se “doblaron” ante los criminales?

Te puede interesar:  Así se vivió la protesta nacional contra AMLO (Video)