Luego de tomar protesta como Jefa del Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum aseguró de nueva cuenta, que su administración investigará el caso del Colegio Enrique Rébsamen donde fallecieron 19 niños y siete adultos tras el 19S.

En diversas entrevistas, la morenista no sale de su discurso «robótico» y afirma que habrá severas investigaciones, no sólo en el caso del Rébsamen, sino en el tema de verificación vehicular y contratos de concesiones e ir por el rescate de programas sociales que abandonó la anterior administración.

De lo que no habla Sheinbaum Pardo, es de la gran herencia de uno de sus antecesores al cargo: Marcelo Ebrard y su Línea 12 del Metro, la llamada “línea dorada” que tanto costó y cuesta a los chilangos.

Mucho menos mencionó que reservó por casi tres lustros toda la información relativa a los segundos pisos del Periférico y del distribuidor de San Antonio, en 2004: como secretaria de Medio Ambiente en el GDF de Andrés Manuel López Obrador, archivó esa documentación como secreta.

Línea Dorada

A casi seis años de la adelantada inauguración de la “magna obra” del sexenio del hoy titular de la SRE, luego de cerrar temporalmente once estaciones de dicha línea por rehabilitación (20 meses) de marzo de 2014 a noviembre de 2015 y un autoexilio de Ebrard a Europa, las deficiencias han costado aproximadamente 200 millones de pesos anuales.

También una batalla legal entre la administración capitalina y las compañías ICA, Carso y Alstom por concepto de “trabajos realizados fuera del alcance del contrato celebrado”. Una sentencia ordenó pagar a dichas empresas 4 mil millones de pesos. En contraste, la misma sentencia condenó al consorcio a pagar a la CDMX mil 45 millones 454 mil 311 pesos por concepto de “pago de vicios ocultos” en el contrato con el visto bueno de Marcelo Ebrard.

Además del costo en obra civil y electromecánica luego de una reparación de más de mil 200 millones de pesos, sólo en el Viaducto Elevado, más 800 millones de pesos en la parte subterránea.

“Después de cinco años, no hay ningún procedimiento en mi contra, y no es porque no se haya querido, sino porque no hubo elementos (…) Es la mejor línea que tienen, ahí está la línea 12 funcionando”, dijo un descarado Ebrard Casaubón en agosto del 2017.

Segundos Pisos y Distribuidor Vial

Cuando fue jefe de gobierno en el Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador construyó segundos pisos en el periférico.

Aunque todo el mundo puede ver la obra, puede usar la obra (cuando no está en mantenimiento) y todo el mundo pagó la obra (por vía de los impuestos)… nadie sabe cuánto costó la obra. Como probablemente recuerda, el señor López Obrador -y su escudera Claudia Sheinbaum—, escondieron los contratos y los costos de la megaobra.

Por una parte Sheinbaum reconoció que el costo total de los segundos pisos fue de 4 mil 500 millones de pesos, pero la Secretaría de Obras asegura que el gasto del proyecto fue de 5 mil 680 millones de pesos y de entre si son peras o manzanas, la obra pública que tanta controversia ha causado, está desmoronándose.

Claudia Sheinbaum fue Secretaría de Medio Ambiente del Distrito Federal durante la administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador​ y fue jefa delegacional en Tlalpan, de 2015 a diciembre de 2017.

Durante éste periodo su principal papel al lado de López Obrador fue encubrir la construcción de los segundos pisos de Periférico o al menos hasta el momento, ya que no ha quedado claro cuánto dinero del presupuesto público se gastaron en la obra.

¿Seguirá siendo tapadera de AMLO?

Te puede interesar:  Fueron tres sismos en la CDMX

Por lo pronto, la Jefa de Gobierno anunció que en enero lanzará la  licitación para comenzar la construcción de la primera línea del Cablebús que correrá de la Colonia Malacates ubicada en la alcaldía de Gustavo A. Madero, hasta la estación del Metro Indios Verdes, la cual tendrá una inversión de tan solo 3 mil millones de pesos.

MO