Internacional.  Este jueves, un juez envió a Shakira a juicio, acusada de seis delitos relacionados con la presunta evasión  fiscal entre los años 2012 y 2014; en ese sentido, la cantante ya no tiene opción de evitar ocupar el banquillo de los acusados.

La Fiscalía solicita ocho años y dos meses de prisión, así como una multa de 23,8 millones de euros, y la acusa de seis delitos fiscales por no pagar el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas a la Agencia Tributaria española y el Impuesto de Patrimonio a la catalana, además de utilizar para llevar a cabo la elusión un entramado de empresas en paraísos fiscales.

-Publicidad-

En tanto, la cantante colombiana argumenta que durante esos tres ejercicios no residía en España, por lo que no tenía obligación de tributar en el país. 

A pesar de ello, Shakira ya abonó en 2018 los 14,5 millones de euros que le reclamaba la Agencia Tributaria. Sin embargo, el ente español sostiene que la artista pasó más de 183 días cada uno de esos años en el país.

Cabe mencionar que a finales de julio, Shakira rechazaba el pacto propuesto por la Fiscalía de Barcelona y decidía acudir a juicio para demostrar su inocencia.

En este sentido, la cantante todavía podría evitar tanto el proceso judicial como un posible ingreso en prisión, puesto que el acuerdo con el Ministerio Público se podría alcanzar en cualquier momento antes del inicio del juicio. 

TE PUEDE INTERESAR: VIDEO: «Que Chingue a su madre Obrador, es un pendejo»: Captan intensa discusión en el Metro

JET