México.- Los niveles de corrupción en el gobierno de la Cuarta Transformación son tantos que hasta la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) “se clava” dinero destinado para la compra de armas y cartuchos para las fuerzas de seguridad de los estados.

La secretaría de Estado a la que tanto le ha entregado el presidente Andrés Manuel López Obrador poco le importa la violencia e inseguridad que está creciendo de manera considerable en varias zonas del país.

-Publicidad-

Una investigación del organismo Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revela que en 2020 el Gobierno de Chihuahua pagó 22 millones de pesos a la Sedena para comprar 570 armas y 714 mil cartuchos.

A pesar del pago, hasta agosto del presente año el gobierno chihuahuense seguía sin recibir el armamento.

Pero el problema no solo lo sufre Chihuahua, sino también otras 21 entidades.

Entre los estados afectados, que no recibieron el armamento pagado a la Sedena, siete se ubican en el top ten de los más violentos: Baja California, Estado de México, Chihuahua, Jalisco, Michoacán, Veracruz y Ciudad de México.

De acuerdo al más reciente informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la Sedena omitió entregar, en 2020, más de 122.4 millones de pesos en armas, municiones, cartuchos y cargadores para  armas largas y cortas a 21 estados del país.

Te puede interesar:  Sedena niega haber participado en tiroteo donde murió un menor en Tamaulipas