México.- Tal parece que la cuarta transformación tampoco le dará respuesta a los padres de los 43 normalistas desaparecidos. Pues en el Sedena leaks se dio a conocer
que Encinas exculpó al Ejército por el caso Ayotzinapa.

Luego del hackeo a la dependencia de seguridad mexicana, se dio a conocer que el subsecretario de Gobernación encargado de Derechos Humanos santificó a los militares.

-Publicidad-

Pese a que existen evidencias de que algunos elementos tuvieron participación en la desaparición y homicidio. Para Alejandro Encinas nadie era culpable y lo firmó desde el pasado abril de 2021.

Dentro de los documentos revelados por grupo «Guacamaya», en el apartado del Caso Ayotzinapa, se pueden observar varios datos trascendentales.

Y es que el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, recibió una invitación por parte de Encinas para reunirse. Personajes como el secretario técnico de la Comisión del caso, Félix Santana Ángeles; el historiador Iván Vega y Ángeles María Buitrago, miembro del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) también acudieron.

Ahí, el subsecretario les dejó claro que las indagaciones no daban esperanzas de que ninguno de los jóvenes siguiera con vida. Incluso habría indicado que ya tenían identificados a los autores intelectuales y materiales, pero no había nadie del Ejército.

TE PUEDE INTERESAR: AMLO NIEGA USO DE PEGASUS CONTRA PERIODISTAS: “EJÉRCITO HACE INTELIGENCIA, NO ESPIONAJE”

«Fue enfático en decir en decir que no hay ninguna evidencia sobre la participación del Ejército. Puede haber omisiones, algún elemento involucrado, eso que ni qué. Pero eso no implica que queramos inculpar al Ejército y ya hemos revisado todo», detallan los documentos.

SÍ HAY EVIDENCIAS DE LA PARTICIPACIÓN DEL EJÉRCITO

Aunque se buscó desligar a la Sedena y sus miembros de la desaparición y asesinato. Se sabe que la Secretaría de la Defensa sí tenía personal infiltrado entre los normalistas.

Incluso existe la ficha del militar Julio César López Patolzin, quien era encargado de llevar misiones de inteligencia y que también perdió la vida.

Su trabajo era enviar toda la información necesaria para que el Ejército conociera los movimientos de los estudiantes.