México.- Este 25 de febrero, una manifestación de aproximadamente 200 personas, fue disuelta a pedradas entre comerciantes, taxistas  y colonos contra agentes de la Policía Antimotines de Guerrero.

Todo comenzó cerca de las 10:00 horas, cuando los manifestantes llegaron a bordo de dos camiones urbanos y taxis del servicio público.

Ahí, durante la protesta, los inconformes acusaron de supuestas cuotas dentro de la prisión estatal y afirman que la dirección del penal recibe supuestos sobornos de integrantes de un grupo criminal del puerto.

La protesta llegó hasta el acceso principal del Centro de Reinserción Social (CERESO) de Las Cruces.

Los manifestantes lanzaron botellas, piedras e incluso quemaron llantas y trafitambos frente a un centenar de policías. Sin embargo, no hay reportes de lesionados.

El enfrentamiento afectó a cuatro vehículos particulares con daños en parabrisas, medallones y carrocería. Los destrozos alcanzaron a los camiones urbanos, un taxi en el que se desplazaron algunos manifestantes, además de una camioneta, propiedad de la Policía Investigadora Ministerial (PIM).

MR

 

Te puede interesar:  Mil 393 muertes en tres semanas de nuevo gobierno