México. Un grupo de vendedores ambulantes afiliados a la organización de la líder de comerciantes Diana Sánchez Barrios, retuvo a dos policías federales a las afueras de la estación del Metro San Cosme.

Los uniformados trataron de quitar un puesto ambulante de la zona, argumentando que la acción formaba parte de un operativo. Sin embargo, no comprobaron con documentación la orden.

Al ser agredidos por los comerciantes, los policías se vieron en la necesidad de refugiarse en su patrulla.

Los vendedores acusaron al diputado federal del PT, Gerardo Fernández Noroña, de ser quien envió a los policías a desalojar la zona. Lo anterior, supuestamente, con el fin de imponer a una nueva lideresa de ambulantes.

A su vez, la propia Diana Sánchez Barrios publicó un mensaje a través de su cuenta de Twitter en reclamo a Fernández Noroña, quien negó las acusaciones y se dijo sorprendido por la intervención de los elementos de la Policía Federal.

Te puede interesar:  Federales retiran bloqueo en Periférico Oriente