En círculos políticos de Nuevo León se comenta que el gobernador electo del estado, Samuel García, tiene pensado ratificar a Aldo Fasci como secretario de Seguridad, a pesar de su fracaso en la actual administración.

Samuel García dejaría a Fasci en el cargo no porque considere que es una persona capaz, sino para pagar facturas a ciertos grupos de poder en la entidad por el apoyo recibido durante su campaña.

-Publicidad-

La ratificación de Fasci confirmaría lo que es un secreto a voces: que Samuel García logró ganar las elecciones del pasado 6 de junio gracias al poder del dinero, pero en especial al poder del dinero generado por medios ilícitos.

Los grupo de poder en Nuevo León que apoyaron a Samuel García están vinculados a la delincuencia organizada, la cual se mantuvo un tanto controlada durante el gobierno de El Bronco,  merced a los pactos de no agresión celebrados entre capos del crimen y autoridades.

Pero si bien la delincuencia organizada se mantuvo controlada, durante la gestión de Aldo Fasci al frente de la Secretaria de Seguridad –los últimos tres años– se dispararon los delitos violentos del orden común.

Hay quienes no olvidan que durante el gobierno de Natividad González Parás, Aldo Fasci apareció en la nómina de los Zetas encontrada en una casa de seguridad que fue cateada por el Ejército.

Aldo Fasci también tiene en su contra señalamientos en el sentido de muchos elementos de la Guardia Civil, policía de proximidad bajo su mando, se han dedicado a delinquir en la entidad.

En los próximos días se verá si Samuel García se atreve a ratificar en el cargo a este funcionario heredado de El Bronco o si logra resistir las presiones y opta por otro perfil.

Te puede interesar:  Antes de demoler penal de Topo Chico, buscarán cuerpos y fosas en su interior

JC