AL TIEMPO

Dice la conseja popular, y dice bien, que “las ratas son las primeras en saltar –escapar o ponerse a salvo–, de todo naufragio”.

Y, ante los ojos de todos, ya es visible el naufragio de esa “trajinera” motejada como “Cuarta Transformación”, que se hunde junto con el estulto capitán que no atina más que a mentir y engañar.

Y si dudan de que las ratas están saltando del adefesio convertido en el peor gobierno de la historia, a continuación el recuento de algunas de las ratas más reputadas que han saltado de la 4ta-T.

¿Alguna vez imaginaron, acaso en la más convulsa pesadilla, que el epítome del oportunismo y la adulación a López Obrador, el locuaz Alfredo Jalife, se atreviera a exigir la muerte de Morena y a criticar casi a gritos las contradicciones e ilegalidades que conviven en el gobierno de AMLO?

¿Por algún momento imaginaron que ese “mafioso del saber” –como motejan a Lorenzo Meyer en el Colmex–, cuestionaría siquiera con el pétalo de una rosa a su Amado Líder y mecenas, López Obrador?

¿En algún instante de debilidad imaginaron a ese campeón del fascismo, motejado como “Julio Astillero”, hacer gestos por las montañas de estiércol que debió tragar a cambio de “una chambita”?

¿Pensaron, por un momento, que la cultura del preclaro Sergio Mayer le diera como para montar un video en el que le pide a su Amado Líder, el presidente Obrador, que deje de lado sus creencias y asuma su responsabilidad de presidente, ante la pandemia del Coronavirus?

Las preguntas resultan obligadas ante la multitud de arrepentidos por ese adefesio llamado Cuarta Transformación y el partido que la sostiene, Morena, que al mismo tiempo dan vida al peor gobierno de la historia, el de López Obrador.

Lo preocupante del tema es que el naufragio de la 4ta-T se produce apenas a 16 meses de arrancado el gobierno de López Obrador –apenas se ha cumplido el 22% de ese gobierno–, de cuya trajinera saltan las primeras “ratas gordas”, lo que anuncia una desbandada futura –un motín a bordo–, ante el naufragio que viene.

¿Naufragio a sólo 16 meses de una travesía de 72 meses?

En efecto, cuando sólo se ha cumplido el 22 por ciento del tiempo total del gobierno de AMLO, no existe una sola nota positiva, no hay un sólo éxito y/o una victoria para presumir.

Y es tal el tamaño del fracaso –y del escándalo–, que el mentiroso presidente Obrador se aferra a un espejismo que pretende vender como si se tratara de una victoria de su derrotado gobierno.

Nos referimos al engaño de que él habría decidido bajar el precio de la gasolina.

Se trata, como todos saben, de una grosera presunción “engañabobos”. ¿Por qué?

Porque, como muchos saben, el alza o baja del costo de la gasolina está en relación directa con el alza o baja del precio internacional del crudo. Y al bajar el precio del petróleo, la baja de la gasolina es automática.

Pero el engaño es aún peor si recordamos que el precio de la gasolina pega de manera directa –para bien o para mal–, en el 25 por ciento de la población que tiene automóvil; los odiados “fifís”.

Pero es tal el fracaso del gobierno de AMLO –en materia económica, de salud, de seguridad, de empleo, diplomática, de estímulo de la producción y el fracaso en la gobernabilidad–, que los más reputados aplaudidores de López ya no están dispuestos a seguir tragando sapos y serpientes; a tragar toneladas de estiércol a cambio de un pequeño hueso.

Por eso, ese campeón del oportunismo, la difamación y la calumnia llamado Alfredo Jalife, saltó de la trajinera –cual rata que busca sobrevivir al naufragio lopista–, para cuestionar a 16 meses lo que era cuestionable desde el día uno.

Pero el caso más vergonzoso es el del aplaudidor lopista motejado como “Julio Astillero”, al que le dieron “una chambita” en Radio Centro por los servicios de gatillero del fascismo y quién despidieron y colocaron en el bote de basura. Sí, “los carniceros de ayer, son las reses de hoy”.

Y mañana veremos saltar del naufragio de la trajinera de AMLO, a decenas o centenares de ratas que buscarán salvar el pellejo.

Se los dije.