Justo hoy se cumple un año del gran error que cometieron 30 millones de mexicanos: el 01 de julio de 2018, 30 millones de incautos, de cándidos, de bobos esperanzados en cambios mágicos, de hipócritas moralistas, de supuestos “condenadores” de la asidua corrupción mexicana, de imbéciles pejistas, votaron mayoritariamente para que Andrés Manuel López Obrador ocupara la Presidencia de la República.

Y los mexicanos volvimos a comprobar que la democracia es una forma de gobierno que supone un método de elección de autoridades que, por infortunio, no garantiza que estas autoridades tomen buenas decisiones: donde prevalece la mayoría numérica en la elección de autoridades, no necesariamente prevalece la razón en la conducción de la república.

-Publicidad-

Así nos está pasando con el fallido Presidente Andrés Manuel López Obrador: gobernante inepto, ignorante, autocrático y vende-patrias, que todos los días acumula malas decisiones y cuya “austeridad republicana” nos está saliendo muy cara.

Pero queda claro que nunca les mintió a sus huestes cavernícolas, sólo que la gente torpe no supo descifrar el más profundo significado de la Cuarta Transformación.

¿Saben ustedes qué significa en realidad eso de la 4T?

Se los digo, para que comprueben que López Obrador nunca les mintió a las masas famélicas e ignorantes que votaron por él, esperando vivir eternamente como parásitos del erario público: 4T significa Tiranosaurios Transas Tratando con Tarados.

Así es, en efecto, la 4T aglutina a políticos perversos y añejos (dinosaurios) salidos de las entrañas más podridas y apestosas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido de la Revolución Democrática (PRD), a quienes se sumaron partidos satélites creados por el Priato (como el PT y el PVEM), partidos “aleluyos” (como el PES) y políticos defenestrados de otras fuerzas partidarias (PAN y Nueva Alianza).

Vaya, en MORENA confluyen políticos transas, oportunistas y trapecistas que vieron en ese viejo decrépito y evangélico, me refiero a Andrés Manuel López Obrador, la oportunidad idónea para conservar sus intereses y sus vicios políticos. Cambio gatopardista: cambió todo a nivel superficial para que nada cambiara en la realidad profunda.

Y peor aún: AMLO representa la peor versión del Priato.

¿Cómo pudo la gente ser tan estúpida como para creer en los “aires de renovación” de viejos, podridos y conocidos políticos, con López Obrador a la cabeza?

López Obrador ha invertido todo su enorme capital político en medidas mediáticas y efectistas, que sólo tienen impacto en las mentes débiles e ignorantes que integran las bases populacheras de MORENA y de la 4T.

La fórmula de gobierno de AMLO es muy simple: dar limosnas a los jodidos y puestos burocráticos a sus incondicionales, mientras amenaza a los empresarios y exprime a la clase media.

Llevamos seis meses de esta basura de gobierno y ya podemos pronosticar su fracaso sexenal.

Facebook: Carlos Arturo Baños Lemoine

Twitter: @BanosLemoine

Te puede interesar:  David Monreal, candidato de Morena a la gubernatura de Zacatecas, manosea a mujer en Juchipila (video)