México. De acuerdo con información de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), los componentes de los controles de los rotores principal, de cola, transmisión y caja de 90°, del helicóptero marca Agusta A109S no presentaban fallas.

Recordando que este avión fue en el que murieron la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso, y el senador Rafael Moreno Valle, su esposo, el pasado 24 de diciembre del año pasado.

Mediante un comunicado informaron que «la inspección a los 2 motores Pratt & Whitney PW207C, señala que los daños y rastros que presentan denotan haber estado en funcionamiento al momento del impacto. Los componentes de memoria interna que podrían confirmar lo anterior, resultaron dañados por el impacto y el fuego, por lo que no se pudo obtener datos de éstos

«La inspección de los componentes involucrados en los controles de la aeronave, como son rotor principal y de cola, transmisión y caja de 90°, indica que estos componentes involucrados en el control del helicóptero no presentan evidencias de falla previa al impacto«.

Finalmente aconsejaron que «de los trabajos de inspección hechos al Rotor Principal, se determinó que se deberá analizar si los trabajos de mantenimiento realizados a estos componentes se apegaron a los procedimientos establecidos por el fabricante Leonardo Helicopter Divison (LHD)».

EHS