México. El diputado federal del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, señaló que al presidente Andrés Manuel López Obrador, no le cuesta nada, respetar un poco a la Policía Federal y aceptar que hubo una falta de planeación en la incorporación a la Guardia Nacional.

Así pues, comentó que “los funcionarios responsables de su implementación deben estar conscientes que iniciaron mal y que mientras aprenden cómo administrar este cuerpo, la delincuencia sigue en lo suyo y la ciudadanía desamparada”.

Además, el coordinador parlamentario del PAN recordó que su bancada analizó y corrigió la propuesta de la Guardia Nacional, y se expuso la necesidad de fortalecer a las policías federales y locales para atender la grave crisis de inseguridad que vive México.

El diputado añadió que desde entonces, el presidente tuvo tiempo suficiente para planear la conformación del nuevo cuerpo de seguridad mediante un procesos ordenado, bien comunicado y respetuoso de os derechos humano y laborales de las siete divisiones de la Policía Federal.

Romero Hicks mencionó que “vemos que el presidente López Obrador hace oídos sordos. Una y otra vez recurre a la retórica al descalificar a la corporación y etiquetar a sus elementos en sus mensajes mañaneros; no le cuesta nada mostrar un poco de respeto hacia los policías federales, no le cuesta nada dejar de decir que todos son corruptos, no había razón para decir que todos están echados a perder”.

También indicó que el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, tiene que reconocer que “no se tomó la molestia” de explicar a los federales de manera clara lo que significaba su traslado a la Guardia Nacional, en lo que refiere a sueldos, prestaciones, adscripción, rangos y demás.

Te puede interesar:  López niega presión para que policías federales se integren a la Guardia Nacional

Finalmente, Hicks reiteró que “la improvisación es el sello de esta administración”.

MEVS