México. Desde tres bodegas y dos domicilios ubicados en la colonia Obrera en Iztapalapa en la Ciudad de México (CDMX), opera una red de empresas fantasma que han obtenido contratos millonarios de eventos de Presidencia, del Gobierno capitalino y del senador Ricardo Monreal.

De acuerdo con EmeEquis, dicha red de empresas fantasma recibió hasta 2020 más de 37 millones de pesos para atender eventos como los del Grito de Independencia, los diferentes informes de AMLO, los 200 Días de Claudia Sheinbaum, aniversarios luctuosos de algunos héroes nacionales y otros actos del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (INDEP).

-Publicidad-

Un mismo domicilio ha sido utilizado por La Cuarta Transformación para simular la existencia de una empresa que ha obtenido, de manera directa, contratos millonarios desde aquel primer evento que la presidencia llamó “El primer informe de actividades del presidente”. 

Se da a conocer que esta red de empresas fantasmas tiene domicilios fiscales ubicados en bodegas de colonias populares; asimismo el reportaje ubica a Yazmín Adriana Bolaños López en medio de estas empresas al señalar que ella ha sido la proveedora de distintos eventos de Andrés Manuel. 

Yazmín, a pesar de no contar con empleados, ni vehículos, ni activos (según investigación in situ y lo que ella misma declara en documentos) ha realizado la organización de los eventos para el Presidente desde el primero que hizo, el 1º de julio de 2019 cuando llevó a cabo su informe de actividades. 

Con el argumento de que es una persona física, la Presidencia tiene la costumbre de ocultar la dirección y datos que pudieran servir para localizar a Yazmín. Ella no pertenece a ninguna cámara, no tiene empleados ante el IMSS, no tiene vehículos, ni tampoco tiene oficinas al público, menos la conocen entre las empresas establecidas que se dedican a la misma actividad, según rastreó este equipo de reporteros. 

En su domicilio particular ya no se le encuentra, aunque a veces va a visitar a sus hermanos que aún viven en el multifamiliar de la colonia Obrera donde residía antes de saltar a la fama. Apenas el pasado 25 de mayo se dio de alta en Compranet (Registro Único de Proveedores y Contratistas, RUPC), pero a pesar de esto, también prestó servicios a Claudia Sheinbaum en sus 200 días como Jefa de Gobierno de la Ciudad en julio de 2019.

Cuando llegó López Obrador al Poder Ejecutivo se transformó en su proveedora favorita. En apenas poco más de dos años recibió más de 37 millones de pesos por adjudicación directa para eventos de Presidencia, del INDEP (Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado) y también de la CDMX.

El domicilio que aparece en los contratos que firma Yazmín está en el número 39 de la calle Juan A Mateos en la colonia Obrera de la Ciudad de México. A decir de los vecinos es una bodega con muy poco movimiento, que rara vez se usa.

Según la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México, el dueño de ese predio, es Héctor Francisco Flores Marín, el checador de la alcaldía Cuauhtémoc. Esta dirección tiene además una   particularidad: ya fue utilizada también en el pasado para lo mismo.

Ataque a EMEEQUIS, tras relevación de empresas fantasma, 

Te puede interesar:  Gobiernos de AMLO y Sheinbaum en CDMX, los peores en secuestro

El día de ayer el medio que reveló el reportaje «El checador detrás de las empresas fantasma de los eventos de AMLO», fue víctima de un ataque en su plataforma; estudios forenses confirmaron que no se trató de una falla del sistema o servidor.

Unas horas después de publicado el reportaje, cuando comenzó a volverse tendencia en las redes sociales, sobrevino el ataque cibernético, que dejó el portal vacío por unas horas mientras se restableció el flujo de información.

Por otra parte, el experto en ciberseguridad, Manuel Rivera, explicó que parecería que el objetivo de los atacantes fue hacer un daño a la reputación de la empresa borrando el material.