México.- Este lunes 8 de julio, el representante de Morena ante el INE, Carlos Suárez Garza, negó que su destitución de esa representación por el Consejo Nacional, sea válida, toda vez que, por estatutos, su nombramiento o remoción sólo la puede realizar el Comité Ejecutivo Nacional.

Cabe señalar que el pasado domingo, sin aviso previo a su persona, se realizó una sesión el Consejo Nacional comandada por Bertha Luján, aspirante a la dirigencia nacional del partido, en la que se le destituyó por presuntas violaciones a los estatutos del partido y en la que se pidió que se acredite ante el INE un padrón de militantes de más de 3 millones de afiliados, contra los poco más de 300 mil que reconoce la dirigencia de Yeidckol Polevnsky.

Suárez Garza consideró “casi una broma” la tal destitución, porque es un “hecho fuera de orden, ni siquiera fui invitado al consejo”.

“Si me hubieran dicho, habría pedido derecho de audiencia, tengo derecho a ser escuchado, ni siquiera me avisaron no estaba enterado de que había una inconformidad, cuestionan mi honorabilidad. Si encuentran un solo acto en el que yo no haya cumplido con la honorabilidad, si me prueban uno solo, renunció al cargo”, dijo el representante morenista.

MR