El próximo dos de julio el presidente Andrés Manuel López Obrador inaugurará un cascarón en el municipio de Paraíso, Tabasco, toda vez que la refinería de Dos Bocas estará completamente lista hasta el 15 de septiembre del 2024.

De acuerdo con un nuevo cronograma entregado por Pemex al primer mandatario, no será posible entregar para julio del presente año ni siquiera las primeras obras, mismas que estarán listas hasta el 2023.

-Publicidad-

En estos momentos se registra un avance del 55 por ciento en el mejor de los casos, pero el proyecto ha enfrentado varios problemas que frenan el avance, como el incremento de un 60 por ciento en el precio del acero y el desabasto de este material.

Así las cosas, la refinería Olmeca, conocida como Dos Bocas, empezará a funcionar cuando solo falten dos semanas para que López Obrador deje el cargo y ya tengamos un nuevo presidente electo.

Será el nuevo gobierno el que tenga que enfrentar las consecuencias de construir una refinería en la que se gastará un dineral y que será un pésimo negocio.

JC

Te puede interesar:  ¡Ahora resulta! AMLO no meterá las manos en pleito de Monreal y Polevnsky