México. Los recortes que ha impulsado el gobierno federal desde que entró en funciones, el pasado 1 de diciembre, ha afectado el sistema de salud en nueve estados y la CDMX.

Los estados en donde los derechohabientes han visto afectados sus derechos a la seguridad social son Campeche, Tamaulipas, Hidalgo, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Coahuila, Nuevo León, Puebla y Ciudad de México.

-Publicidad-

El titular de la Jefatura de Prestaciones Médicas del IMSS Campeche, Francisco Rodríguez Ruiz, informó que cinco unidades médicas urbanas han dejado de prestar servicio a casi 30 mil campechanos. De igual manera, comentó que los hospitales, como el «María del Socorro Quiroga Aguilar» de la Isla de Carmen, carecen de equipo para tomografía, rayos X, medicamentos y personal médico de diferentes especialidades.

En Tamaulipas, el desabasto de medicamentos ha llegado hasta el 40%, por lo que se ha diferido la fecha de entrega de estos para los usuarios. De igual manera, personal del Hospital General de Altamira Rodolfo Torre Cantú aseguró que desde hace meses éste carece de mantenimiento.

Otros estados como Guanajuato y Jalisco han tenido que reducir sus campos clínicos, debido a que el presupuesto con el que cuentan, no les permite sustentar de manera eficiente el servicio médico, por lo que deben implementar medidas en favor de atender a la mayor población posible.

Puebla, Coahuila, Monterrey y Ciudad de México también acusan desabasto de medicamento. De igual manera, el legislador Asael Sepúlveda Martínez, del Partido de Trabajo, informó que la inauguración del Hospital en Tierra y Libertad en Monterrey se tuvo que posponer seis meses, debido a los recortes que impulsó la 4T.

Por otro lado, y a pesar de que en este año se prevé que inauguren tres hospitales, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, señaló que han tenido problemas por la falta de recursos para el sector salud, pero que su administración ha ido solventando estos.

Finalmente, en Toluca se tuvo que despedir a mil 300 trabajadores del sector salud para poder hacer frente a la crisis por falta de recursos, por lo que hay una gran falta de personal para atender a los pacientes.

 

Por Gerardo Rivadeneyra