“El ser humano busca reconocimiento, inclusive a costa de su moral”

Gonzalo R.

-Publicidad-

¿Qué sucede en la actualidad con las tecnologías digitales? La propagación de intereses comerciales, ideológicos o propagandísticos en el amplio espectro denominado internet y sus diversas herramientas, se convirtieron en un mecanismo virtual indispensable para la sociedad ¿es un reflejo de la personalidad? De acuerdo con la teoría del Dr. Armando Lozano, el ser humano depende de seis hambres básicas: el reconocimiento, el afecto, la disciplina, los bienes materiales, la información útil y la estructura del tiempo. 

En esta ocasión abordaré el “reconocimiento” desde el vínculo con las redes sociales, como una expresión manifiesta del sentir cultural mexicano y la “confesión oculta personal” ¿somos títeres de una manipulación ideológica?…Como parte de esta innovación tecnológica, la información, los memes y las noticias falsas o fakes news, representan manifestaciones simbólicas y escenarios perfectos para proporcionar datos no validos a la luz de la irresponsabilidad.

En consecuencia se provoca una serie de confusiones que termina en efímeras “verdades” para la opinión del “cómodo” lector de temas de índole nacional e internacional, que en conclusión genera desencuentros erróneas, porque son hechos que distorsionan la realidad. 

Los gobiernos y las empresas aprovecharon la expansión de las redes sociales a través de la mercadotecnia para convencer a favorecer sus intereses en una sociedad cada vez más demandante en las plataformas digitales y en busca de reconocimiento, aunque este sea virtual.

  ¿Qué sucede en estos momentos? ¿A caso las redes sociales son una nueva adicción? En la red podemos encontrar un porcentaje importante de información que no es útil. A decir verdad, un número considerable de usuarios las ocupa con fines comerciales, otras de manera tendenciosa y algunos en la mofa del chistorete que esboce una sonrisa pícara. 

Esta expresión se podría desdibujar si supieras que existe: un monitoreo constante y almacenaje de archivos que perdurarán por más años de los que piensas…Insumos para agencias extranjeras; productos de inteligencia para entidades gubernamentales; datos para los delincuentes dedicados a la captación de información que después será vendida; búsqueda de “objetivos” por personas con problemas psicológicos; hackers dedicados a la intromisión; sectas y bandas criminales.  

¿Las redes sociales se convirtieron en la búsqueda del reconocimiento personal? Es probable que sí, poseemos un doble lenguaje y expresamos más de lo que pensamos: el “perfil”, la apariencia, la imagen, el contenido y la opinión, posee matices psicológicos y emocionales que representan las vulnerabilidades, los miedos, angustias, búsqueda de respuestas, siempre bajo un constructo continúo de aceptación. 

Seré explícito: En las redes sociales tu “opinión” expresa la historia académica e ideología, tendencias, fobias, manipulaciones. La “imagen” representa parte de tus carencias personales y la información no verbal que denota el estado de ánimo y las intenciones.

¿Cuánto tiempo destinamos para estar inmersos en las redes sociales? Si lo cuantificáramos, sería lo equivalente a las horas que se utilizan para dormir, entonces ¡despierta! Es válido constatar que predomina una búsqueda de reconocimiento por diversos factores: lucha de egos, competencia por compartir, enseñar y presumir. “La gratuidad en imagen es la hipocresía acreditable”. “La envidia un síntoma de admiración y reconocimiento”.

Entre todo, podemos admitir aspectos interesantes con las herramientas de las redes sociales: la capacidad de encontrar noticias validadas entre el torrente de información. La “alegría” ante la tragedia, recordatorios de fechas importantes, creamos y compartimos…de vez en cuando somos creativos. En síntesis: El ser humano busca reconocimiento, inclusive a costa de su moral”… Es probable que dentro de las plataformas digitales encontremos el reflejo personal, búsqueda de aceptación y quizá uno que otro desencuentro, “no hay reconocimiento al exterior, sino existe al interior”. ¿Me tienes agregado en el Facebook: Escritor Gonzalo Romero?

Email: [email protected]

Los derechos, opiniones y datos contenidos en este documento son de la exclusiva responsabilidad del autor y no representan el punto de vista partidista, postura ideológica, congregación o institución.