México.- De acuerdo con economistas especializados y ciudadanos que vivimos el día a día, en los últimos 13 años, no se ha visto mejoras significativas en nuestro ingreso económico, ya que según cifras del INEGI, el  50.7 por ciento de los ocupados no tuvo incrementos en su salario en términos reales frente al año previo a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador subió supuestamente el salario mínimo.

La  trampa es que en 13 años, “el incremento a los salarios no mínimos dejó de estar referida a la renegociación de salarios mínimos”  o sea ya no sube en los general el salario de un trabajador aunque el mínimo suba porque la mayoría gana más que el mínimo.

En entrevista para Contrapeso Ciudadano, el Director de proyectos del Centro de estudios interdisciplinarios y prospectiva, Dr. Raymundo Tenorio indicó que lo anterio “es porque evidentemente tanto sindicatos como empresas que hacen contratos de trabajo pues establecen que los incrementos de salario no estarán referidos al mínimo si no a su productividad y a las condiciones de la empresa”, lo que se traduce como la ganancia que percibe un grupo de trabajadores de acuerdo a la cantidad de bienes y servicios que producen en un período de tiempo determinado (quincenal o mensualmente).

Por lo que un aumento al salario mínimo prácticamente no sirve de nada, “resultado justamente de que en algún momento en la década de los 90´s 80’s, del siglo pasado, cuando se incrementaba el salario mínimo, ese mismo porcentaje también se le  incrementaba otros salarios diferentes al mínimo, pero hoy ya no”

Te puede interesar:  Los desempleados en la Cuarta Transformación

Por ejemplo, si una persona hoy en día gana más del mínimo, no es candidata a que se le aumente su salario en términos reales; “es decir dejaron más bien dejaron de estar referidos los incrementos salariales a lo que se le aumenta al salario mínimo porque justamente se incrementó muchísimo el número de personas trabajando de forma calificada, es decir demandando un poco más del mínimo”.

Así que gracias a que las empresas contratan ahora a personas calificadas o expertas, “realmente el que se haya subido el salario mínimo no tuvo un fenómeno positivo, al menos en las personas que ganan un poco más que el mínimo y eso no quiere decir que las personas que ganan más que el mínimo tengan mejor condición”.

¿para quiénes es el aumento al salario mínimo?

El salario mínimo es un salario únicamente para oficios y trabajos no calificados lo cual tampoco benefica mucho ya que el gran porcentaje de la población se dedica al comercio informal,  aunque “evidentemente en la economía informal no hay contrato de trabajo ni acceso a prestaciones o seguridad social”, la realidad es que están por encima de un salario mínimo.

“Parte del común denominador es que aquél que no trabaja en la economía formal, gana más que el salario mínimo; el barbacoyero, el viene viene, auxiliar de una zapatería, etc”.

MR