México. Luego de darse a conocer que la vacuna contra el Coronavirus Covid-19 inició la fase 3 de los ensayos clínicos, y tras prometerse una efectividad del 90 por ciento en algunas de ellas, se ha generado la pregunta de quiénes serán los primeros en recibir el fármaco.

Debido a lo anterior, diversas organizaciones se han ocupado de responder a esta y otras incógnitas respecto al acceso a la vacuna.

-Publicidad-

Por su parte, el Centro Johns Hopkins para la Seguridad Sanitaria señala que existen tres principios éticos para valorar quienes serán los primeros sectores en tener acceso a la vacuna contra el Covid-19.

Estos principios se basan en prever no sólo la salud pública, sino el bienestar económico y social; asegurar el proceso de vacunación de todas las personas incluídas en los grupos prioritarios.

Asimismo, que el proceso de selección de los grupos prioritarios sea transparente, de confianza y que pueda ser aceptada socialmente.

Por lo tanto, el grupo que encabeza a los grupos prioritarios, son aquellos más esenciales para sostener la respuesta en desarrollo al Covid-19; aquellos con mayor riesgo de enfermedad grave y muerte, y a sus cuidadores; aquellos con funciones sociales básicas.

El sector salud será uno de los primeros en tener acceso a la vacuna

Entre ellos, los profesionales sanitarios, de emergencias y de salud pública de los equipos de atención directa a pacientes de covid-19, así como los técnicos y sanitarios encargados del diagnóstico de laboratorio de la enfermedad, la distribución y la administración de las vacunas.

Se incluye a los trabajadores de los transportes públicos, los dedicados a la producción y distribución de alimentos y los profesionales del sistema educativo; las personas mayores de 65 años y sus cuidadores; al igual que quienes sufran factores de riesgo, como enfermedades crónicas.

Además, las mujeres gestantes; y los empleados de centros sociosanitarios, como residencias de ancianos.

En un segundo nivel se encuentra el personal de salud en general; las personas con mayor obstáculo para acceder a la atención sanitaria, en caso de enfermar gravemente; quienes contribuyen al mantenimiento de las funciones sociales básicas; y quienes tienen mayor riesgo de contagio debido a sus condiciones laborales.

Entre ellos, los farmacéuticos y otros profesionales sanitarios, los colectivos que residan en lugares con infraestructuras de comunicación o de salud más débiles, trabajadores relacionados con la producción y suministro de energía o agua, los de medios de comunicación y servicios postales, bomberos o policías.

Cabe mencionar que, de primer momento, quedarán excluidos los miembros de las fuerzas del orden y seguridad, así como policías y militares, debido a que suelen pertenecer a una franja de edad joven y a encontrarse en buen estado de salud.

La misma situación ocurre con los niños y niñas, bajo el argumento de que suelen ser asintomáticos y es poco probable que presenten complicaciones por el Covid-19.

Pese a los anteriores señalamientos, se ha aclarado que serán los gobiernos de cada país los que decidan cómo adaptar estos criterios, respecto a la situación de la pandemia.

TE PUEDE INTERESAR: CDMX cerca de los 171 mil casos de Covid-19, registra más de 800 en un día

JET

Te puede interesar:  ¡No qué no! Sí hay delincuentes en caravanas migrantes