Con casi dos meses como Presidente de México, algunas decisiones de Andrés Manuel López Obrador en su mandato han ocasionado diferencias con algunas de sus personas cercanas.

  • Uno de ellos fue el secretario de Comunicaciones y Transporte, Javier Jiménez Espriú, quien, contrario a lo expresado por López Obrador, mencionó que donde iba a ser el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), no había depósitos de gasolina.

Anteriormente el Presidente de México había afirmado que el combustible que era            utilizado en el NAIM era robado. Mientras que Jiménez Espriú desmintió esa información.

  • Uno de los temas más comentados en los últimos días ha sido el combustible. El día de ayer, la Secretaría de Energía, afirmó que México había importado menos combustible en lo que va del año a comparación de lo realizado en 2018.
-Publicidad-

El año pasado, México, importó un millón 12 mil barriles al día. En enero de 2019 la cifra es menor; 512 mil barriles. Estos datos confrontan lo que había mencionado López Obrador: “Puedo probar con datos que estamos, desgraciadamente, comprando más gasolina a Estados Unidos para que no falte el abasto y vamos a resolver pronto este asunto”.

  • Otro de los casos fue en torno a la Guardia Nacional propuesta por el presidente. En la votación, Tatiana Clouthier se abstuvo. En entrevista con El Financiero expresó que sí está a favor de su creación, pero en diferentes condiciones.
  • Antes de que comenzará la administración de AMLO, éste organizó una consulta ciudadana para que se decidiera si el NAIM se seguía construyendo en Texcoco, o se haría en la Base Militar de Santa Lucía; sin ningún sustento legal se realizó, y la gente decidió que se cancelará la edificación en Texcoco, lo que a la postre dejó una estela de incertidumbre financiera, ya que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró varias perdidas por esa decisión.

Además, el gobierno federal tuvo que hacer varias ofertas para recomprar los títulos de bonos emitidos por el Fideicomiso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (MexCat), lo cual originó un gasto de mil 800 millones de  dólares.

  • En sus primeros días de gobierno, el político tabasqueño envió el Presupuesto de Egresos 2019 a la Cámara de Diputados para su aprobación, y dentro éste se planteó cortarle recursos por mil 341 millones de pesos a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Después de que alumnos, profesores, rectores e integrantes de la oposición      protestaron, el ejecutivo tuvo que recular, y decir que las universidades públicas del país no sufrirían ningún recorte presupuestal, aunque tampoco les asignó más recursos, como prometió en campaña.

Así Andrés Manuel López Obrado ha tenido contrariedades por algunas de sus afirmaciones y decisiones ahora como presidente del país.

JC

Te puede interesar:  Fuerzas Armadas estarán subordinadas a la Guardia Nacional: Durazo