México. La primera reforma aprobada del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, provocaría que distintos funcionarios que han sido vinculados con actos de corrupción puedan perder sus bienes.

El día de ayer se aprobó la reforma respecto a la declaración de constitucionalidad sobre la extinción de dominio, por lo cual, los bienes obtenidos por los delitos como la corrupción pasarán a ser propiedad del gobierno.

-Publicidad-

La modificación de los artículos 22 y 73 permitirá este cambio. Los congresos estatales que apoyaron esta medida fueron: Baja California Sur, Campeche, Ciudad de México, Colima, Chiapas, Durango, Hidalgo, Estado de México, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tlaxcala y Veracruz.

Con esta reforma los focos se centran en algunos funcionarios como Romero Deschamps, Napoleón Gómez Urrutia, René Bejarano, y hasta el expresidente de México, Enrique Peña Nieto.  

René Bejarano, encargado de los programas sociales del actual gobierno de Andrés Manuel, es conocido negativamente por un video difundido hace 15 años en el que se le ve poniendo ligas a billetes. Uno de los cercanos del presidente.

El caso de Napoleón Gómez Urrutia también tiene más de una década. Es culpado por la explosión de una de las minas de Pasta de Conchos, en Coahuila. Además Juan Luis Zúñiga lo acusa de extorsionar empresas por 20 millones de dólares. 

Romero Deschamps tienen diversas denuncias, entre ellas por crimen organizado, evasión fiscal y robo de combustible a Petróleos Mexicanos (Pemex); huachicoleo.

Mientras que el antecesor de López Obrador, Enrique Peña Nieto está en la lista de denuncias por juicios políticos que comentó Rocío Barrera, diputada de Morena, hace algunos días.

Te puede interesar:  Germán Martínez lo anunció, austeridad de AMLO afecta al IMSS