Bien dicen que el amor lo puede con todo y en este caso, la pésima economía de los mexicanos no es pretexto para celebrar el Día de San Valentín, en el que se pronostican ventas altas.

La oferta mexicana para celebrar el día de San Valentín este 14 de febrero es muy extensa y va desde los infaltables peluches, flores, dulces y chocolates hasta las veladoras, las lociones y los jabones «preparados» por santeros, además de las famosas brujerías.

Por ejemplo en el centro de la Ciudad de México, atestiguan la visita de miles de personas que van en busca de regalos para su ser amado y entonces aunque se rumoreó que los precios aumentan, en realidad bajan por la alta demanda, pues al parecer a muchos no les importa quedarse sin su quincena con tal de hacer feliz al amor de su vida o a su parejas, amantes, novias o simplemente amigos.

Según datos preliminares, el Producto Interior Bruto (PIB) de México se contrajo 0.1 % en 2019, lo que supone una sustancial caída frente al crecimiento de 2.1 % del año anterior. Además, en 2018, 41.9 % de la población (52.4 millones) vivía en la pobreza.

Para el presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) de México, Cuauhtémoc Rivera, el 14 de febrero es una fecha en la que este año «es necesario realizar un gasto responsable» y hacer «un alto a la hora de consumir».

«No caigamos en la tentación de sacrificar lo necesario por lo suntuario, no hay que comprometer aún más las exiguas finanzas familiares», apuntó

MR

Te puede interesar:  De Amado Nervo, cobardía, enamorados y otros temas.