México.- Cada vez es más común que asistentes a conciertos y festivales sufran la clonación de sus boletos, específicamente los adquiridos con la empresa Ticketmaster.

En los últimos meses, varios usuarios de redes sociales han denunciado que en conciertos como el de Dua Lipa o el de Harry Styles, se les notificó que sus boletos habían sido clonados y que alguien más ya había ingresado al inmueble, en ambos casos en el Foro Sol.

-Publicidad-

Ahora, con los conciertos de Daddy Yankee, una asistente al concierto denunció que lamentablemente le tocó vivir la misma experiencia.

No obstante, compartió las recomendaciones a seguir en caso de que en la entrada de un recinto se le informe a alguien que sus boletos fueron clonados.

La mujer, identificada en Twitter como @AquilesElTalon, explicó que llegó al Foro Sol alrededor de las 18:30 horas, pero las autoridades de Ticketmaster le informaron que dos de los tres boletos con los que contaba ya habían sido clonados y que otras personas habían ingresado con ellos a las 17:55 horas.

Al tener conocimiento previo de la situación, la chica acudió a la taquilla más cercana para ver si había solución, en el lugar le solicitaron verificar los datos como el nombre del titular de la tarjeta con la que se compraron los boletos, la foto de la identificación oficial y el correo donde se reciben los boletos.

A pesar de mostrar lo solicitado, le indicaron que estaban validando la información pero que tenía problemas con la red, por lo que tuvieron que esperar a que funcionara, pero una vez que se validó la información le dijeron que no, que tenía que acudir la titular de la tarjeta con la que se adquirieron los boletos.

La joven especificó que la titular era una amiga que les hizo el favor de adquirir los boletos y que ella no acudiría al evento.

No obstante, cuestionó a las autoridades si una vez que la titular de la tarjeta llegara, iba a ser posible que pudieran entrar, a lo que le respondieron que tenían que validarlo.

Viendo la situación tan complicada que estaban viviendo, recordó la demanda colectiva en contra de Ticketmaster en este tipo de casos, por lo que optó por realizar los pasos que recomendaba la Profeco, uno de ellos era documentar lo sucedido con su celular.

Una vez que empezó a grabar, la mujer que la atendía en taquilla se puso agresiva, cerró la ventanilla y llamó a la policía.

Para su fortuna, la amiga que les compró los boletos llegó y solo así pudieron ingresar, una vez que se validaron todos los datos; sin embargo, precisó que ahora ni aunque los boletos sean adquiridos en la página web de Ticketmaster, uno no se exenta de sufrir la clonación de boletos.