Aunque artículos hacen referencia a que la Gran Fraternidad Universal es denominación que utilizan diversas organizaciones como la Masonería, entre muchas otras, Antonio Arcaná aclaró que tuvo la suerte de conocer la auténtica Gran Fraternidad Universal, Fundación del Dr. Serge Raynaud de la Ferrière en 1970, habiendo encontrado valiosos elementos que me han servido de guía durante casi 50 años, aprendiendo la “ciencia del vivir”.

Agregó que dicha organización, es realmente totalmente apolítica, y no se ha sabido que el actual presidente de Venezuela pueda tener algún nexo con esta.

-Publicidad-

Además en los Estatutos registrados de la Gran Fraternidad Universal “genuina”, cuya Sede Central ha mantenido su domicilio en Caracas y su directiva, de modo continuo desde el año 1948, en sus primeros artículos refiere que: “es una organización civil y cultural que tiene como fin reunir la ciencia, el arte y la religión para un perfeccionamiento intelectual y una reeducación espiritual…”

“Las metas de esta institución se resumen como sigue: unir en un todo a las personas, sea cual fuere su creencia, nacionalidad, sexo y condición que luchan por la supremacía del espíritu y que estén de acuerdo en instaurar en el mundo” (…) “La Paz en el corazón de todos los hombres” a fin de realizar una Fraternidad Universal…”

También nos aclaró que la organización está inscrita en la Organización de Naciones Unidas y entre sus objetivos, en su plan estratégico al 2030; alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

No obstante, indicó que hay una diferencia entre la genuina Gran Fraternidad Universal, Fundación del Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, con los varios grupos que utilizan esa denominación e incluso algunos de sus símbolos, como el caso del mismo Dr. José M. Estrada quien no representó a esta institución, sino que, no adecuándose a los principios universales y fraternales establecidos, generó su propio movimiento deformando la idea original, usando la misma denominación y que tuvo mucha difusión.

A diferencia del fundador que permaneció muy poco tiempo en contacto con personas, habiéndose retirado “solo” a su país natal, Francia, entre otras razones, para evitar ser idolatrado, y en reiteradas oportunidades indicó a sus seguidores, “no mirar al personaje, sino el mensaje”; varios “interpretes” impresionados por su obra de síntesis, tomaron la idea de la fundación original, y han formado algunos grupos, adoptando la misma denominación, cada uno a su manera, y sus representantes muestran apariencias extravagantes, como exageradas vestiduras blancas, dando a la gente una impresión muy distorsionada y causando gran confusión, y esto es lo que se puede encontrar en las redes sociales, lo cual no tiene nada que ver con la Fundación “genuina”.

Te puede interesar:  ¡CADA QUIEN SU GRITO, EN LA NOCHE DE MUERTOS!

Allí en México, la verdadera G. F. U. posee una filial autorizada, y participa desde antes que asumiera el actual gobierno, junto con otras organizaciones muy destacadas, en la implementación de las prácticas de Yoga deportiva, en los programas oficiales del Ministerio de Educación, para niños y adolescentes en edad escolar, para contrarrestar el bulín y la obesidad infantil entre otros beneficios. 

Además, participa en movimientos para la adopción de métodos terapéuticos naturales, en la que actúan médicos destacados de nuestra organización.

“Debo acotar que la Gran Fraternidad Universal auténtica, en la actualidad no posee portal Web, encontrándose en construcción, y lo que se puede hallar bajo esa denominación, es información desprestigiante y distorsionada, no oficial”. Finalizó.