México. En un hospital de Tokio se detectó el primer caso del síndrome del ano inquieto, como una posible secuela de Covid-19; se ha señalado como una variante del síndrome de piernas inquietas.

Según el estudio publicado en la revista BMC Infectious Diseases, el posible caso se detectó en un hombre de la tercera edad que comenzó a presentar un profundo malestar en el ano tras recuperarse de Coronavirus.

-Publicidad-

Luego de ser sometido a una colonoscopia de diagnóstico, los médicos encontraron la relación entre la presencia de hemorroides internas en pacientes con la enfermedad por coronavirus. 

De acuerdo con el estudio “Case Report of restless anal síndrome as restless legs syndrome variant after Covid-19”, el síndrome del ano inquieto se debe a alteraciones neuronales y sensoriomotoras de esa parte del cuerpo.

Los síntomas son cosquilleo, hormigueo, picazón, problemas para evacuar y ganas constantes de ir al baño.

Hasta el momento se trata del único caso directamente relacionado con el Covid-19. Sin embargo los médicos ya analizan si existe una conexión más directa entre el ano inquieto y el Coronavirus.

TE PUEDE INTERESAR: “Chapulineo” nivel Dios: Captan infidelidad doble y se hace viral en Tik Tok

De acuerdo con el estudio “Case Report of restless anal síndrome as restless legs syndrome variant after Covid-19” publicado en la revista científica, el síndrome del ano inquieto se debe a alteraciones neuronales y sensoriomotoras de esa parte del cuerpo que provocan:

  • Cosquilleo
  • Hormigueo
  • Picazón
  • Problemas para evacuar
  • Ganas de ir al baño constantemente

JET

Te puede interesar:  Ante Coronavirus, mexicanos se unen para cantar “Ramito de Violetas”