México. La senadora priista Beatriz Paredes Rangel propuso modificar el artículo 73 constitucional, para dar facultades al Senado de la República en la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo.

El argumento utilizado originalmente para dejar exclusivamente a la Cámara de Diputados la tarea de aprobar el Plan Nacional de Desarrollo es que es ahí donde se aprueba el presupuesto, ejercicio que deja fuera a quienes representan a las regiones del país.

De ahí la propuesta de reformar el artículo 73 de la Constitución, referente a las facultades del Congreso, para expedir leyes sobre planeación nacional de desarrollo económico y social en materia de información estadística y geográfica de interés nacional.

Esto  contraviene en los hechos lo establecido en el artículo 26 constitucional, según el cual, la planeación nacional del desarrollo debe ser democrática y deliberativa, para que los mecanismos de participación recojan las demandas sociales para incorporarlas a los programas de desarrollo.

De acuerdo con ese artículo, el Ejecutivo federal debe coordinar los mecanismos de participación y consulta para la participación democrática con los gobiernos de los estados.

Te puede interesar:  Lorena Piñón quiere un PRI más democrático