México. «Yo veo un México con hambre y sed de Justicia, un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla» comentó en un discurso Luis Donaldo Colosio. Uno de los discursos que marcaron la candidatura del aspirante a la presidencia, fue en el Monumento a la Revolución, el 6 de marzo de 1994 ante un país que exigía un cambio y que en él veía la opción para sacar a México adelante.

Luis Donaldo Colosio realizó la carrera de Economía en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, obteniendo el título de licenciado en 1972, estudió la maestría en Desarrollo Rural y Economía Urbana en 1975 y 1976 en la Universidad de Pensilvania.

-Publicidad-

Colosio Murrieta ingresó al Partido Revolucionario Institucional en 1968, siendo electo diputado en 1985 y posteriormente senador en 1988. Fue presidente nacional del PRI de 1988 a 1992. Durante su gestión, reconoció por primera vez una derrota del PRI en una elección de gobernador, ese año ganaría Ernesto Ruffo Appel la gubernatura de Baja California en 1989.

En un evento masivo en la ciudad de Tijuana, Baja California en una de las colonias más populares, Lomas Taurinas, se improvisó un templete sobre una camioneta, ante más de 4 mil personas para ver al candidato (con mejor aceptación), en el evento denominado «Acto de Unidad». Al terminar su discurso, Colosio bajó del templete e intentó abrirse paso entre la multitud para llegar a otro vehiculo que lo trasladaría a continuar con la gira. Con pocos escoltas y toda la gente aventándose se fue acercando el presunto asesino, Mario Aburto, que con la canción «La culebra» como fondo (huye José, huye José ven pa´ca) realizó el disparo contra el candidato.

Te puede interesar:  INAI pide transparentar expediente del caso Colosio

En el transcurso de los días se dieron varias versiones sobre las teorías, se siguieron 27 líneas de investigación de las cuales se desplegaron 300 subtemas. Pero son tres las teorías más recurrentes en torno al asesinato del candidato a la presidencia en Lomas Taurinas, Tijuana.

1.- Que Mario Aburto Martínez es el único responsable por el asesinato de Luis Donaldo Colosio. Esa fue la conclusión final que entregó el gobierno federal. La resolución se dio después de que cada uno de los fiscales de la Procuraduría General de la República (PGR),  dieron por nulas las teorías en torno al detenido, y que se centraban en tres hipótesis: Mario Aburto no actuó solo, fue suplantado, y que dos personas diferentes habían disparado a Colosio.

2.- La segunda teoría, fue sobre la incursión del ´narco´ en la muerte de Luis Donaldo Colosio. Fue una teoría que surgió como una posible resolución al caso, sin embargo no se contaba con las pruebas necesarias para sustentarla.

En relación a esa hipotesis, Guillermo González Calderoni, ex informante de agencias en Estados Unidos, comentó en una entrevista en 1998 a la televisión, que el asesinato del candidato del PRI a la presidencia fue orquestado por parte del cártel de los Arellano Félix.

3.- La última teoría sobre el asesinato fue la ruptura con el PRI, causado posiblemente por el discurso que dio el 6 de marzo de 1994, en el cual hacía visible la concentración del poder en unos cuantos grupos, lo cual causaría disgusto dentro del partido.

En los medios de comunicación se hablaba sobre la posibilidad de cambiar al candidato y poner a Manuel Camacho Solís, quien fuera uno de los aspirantes a la candidatura presidencial del partido.

Te puede interesar:  AMLO no tomará iniciativa contra expresidentes, pero ya tiene lista de delitos

Después de 25 años sin saber quién mató o mandó a matar a Luis Donaldo Colosio, se hga fortalecido la percepción de que él era el verdadero cambio que necesitaba el país, y que sería quien pusiera a México a niveles muy altos.

ZESI