México.-El Embajador de España en México, Juan López-Doriga Pérez, dio a conocer que el proceso de extradición de Emilio Lozoya será largo y complicado. Esto pese a que las autoridades mexicanas y españolas trabajen de manera conjunta.

«No tengo los plazos en la cabeza, yo creo que los jueces harán su trabajo en el tiempo que vean y el plazo será más o menos largo. En función de la complejidad. Todos estamos comprometidos a luchar contra la corrupción». Dijo tras  su participación en la reunión de instalación del Grupo de Amistad México-España en la Cámara de Diputados.

En este mismo sentido, el embajador español dio a conocer que México tiene un plazo de 45 días para hacer la solicitud de extradición al gobierno español.

«Insisto, eso está en manos de los jueces, no puedo ponerme en su lugar. Hay un procedimiento establecido, ahora son las autoridades mexicanas las que tienen que pedir la autorización. Hay un plazo para ello y entiendo que lo que ha querido decir el canciller es que no van a dejar que el plazo transcurra hasta el final, son 45 días», comentó.