Luego de que se diera a conocer el feminicidio e infanticidio de Fátima la menor de 7 años que fue asesinada el Tulyehualco Xochimilco, que ya fue calificado de muchas maneras y probablemente todas ellas se quedan corta con lo que significa matar a una niña. Esto fue lo que nos mencionó la presidenta de la Asociación Mexicana de Niños Robados y Desaparecidos A.C., Maria Elena Solis durante una entrevista realizada por Contrapeso Ciudadano. Asociación 

«nos llegó el caso para la búsqueda de esta menor, el papá fue a pedirnos el apoyo. Yo te puede decir que no hay nombre para quien haya hecho este ilícito tan espantoso, era un angelito en la tierra como todos los menores de esa edad. Es una crueldad y merecen el peor castigo de este mundo.»

En este sentido indicó que los problemas que había al interior de esta familia, estarían al centro de este feminicidio. Ya que, de acuerdo con el papá de la menor, la mamá tiene problemas mentales.

«Yo tengo la copia de los videos donde la mujer lleva a la niña de la mano, lo que pasa es que aquí hay un problema familiar fuerte entre la mamá y el papá. Tenemos conocimiento, por declaraciones del papá, que la señora está mal de las facultades mentales, ella aseguraba que a la niña se la robó el esposo de su medio hermano, pero esta persona tiene 10 años de que murió»

El problema es grave

Teniendo como contexto el caso de Fatima, la presidenta de la Asociación Mexicana de Niños Robados y Desaparecidos A.C., Maria Elena Solis  dijo que en todas las entidades del país hay casos como este.

«Sabemos que el problema es grave, hemos recibido muchos casos de jovencitas entre los 14 y los 19 años. Yo si pido que se hagan leyes más estrictas contra quienes ataquen a una menor de edad, a una niña o a una mujer. Necesitamos hacer muchas cosas, los legisladores necesitan ponerse a trabajar para que las penas sean máximas».

En este sentido, indicó que aunque las autoridades deben comenzar a trabajar, la sociedad debe ser quien ponga las reglas del país. No obstante también agregó que no es fácil llegar a las autoridades para pedir cambios,

«Desafortunadamente cuando las personas llegan a la presidencia no ter reciben fácilmente. El trabajo es de la sociedad, debemos poner las reglas para que esta problemática se disminuya».

Finalmente, Maria Elena Solís dijo que en México se debe comenzar a cambiar por acabar con estos casos. Ya que, haciendo referencia al caso de los 43 estudiantes de ayotzinapa desaparecidos, hay más de 43 mil personas buscando a sus familiares.

«No son 43, son más de 43 mil personas las que están sufriendo la desaparición de sus familiares, tiene que haber más fiscalías especializadas en la búsqueda de personas. Estamos trabajando intensamente para combatir estos crímenes, Que metan recursos para que se haga un banco de datos y se logre encontrar a las personas, que desgraciadamente, ya no están en este mundo».