México. Debido a la ausencia de reformas a los sistemas de pensiones de los estados, se incrementará el gasto y presionará las finanzas de las entidades en los siguientes cinco años, momento en el que se podrían terminar por completo los fondos de reserva, advirtió Moody’s Investors Service.

Además señalaron que si bien casi todos los estados han implementado reformas paramétricas durante la última década a sus sistemas de pensiones, sus impactos podrán ver hasta dentro de los próximos 5 a 10 años.

“A pesar de estas reformas, los sistemas públicos de pensiones, que se encuentran principalmente bajo un sistema de beneficios definidos, se verán presionados en los próximos 5 años, ya que los fondos de reserva de pensiones actuales se agotarán por completo” señalaron.

Por esto es que advierten que en ausencia de reformas adicionales, las insuficientes prácticas de financiación de pensiones podrían provocar aumentos significativos del gasto en los próximos cinco años para algunos estado como sería el caso del Estado de México, Baja California, Tabasco, Chihuahua y Jalisco.

Te puede interesar:  AMLO propondrá elevar pensión para adultos mayores a rango constitucional