México. Porcicultores mexicanos anuncian que, pese al brote de peste porcina africana detectada en China desde agosto pasado, no habrá desabasto y los precios en la carne de cerdo no aumentarán; sin embargo, demandan elevar la alerta sanitaria para impedir su ingreso en el país.

“se deben tomar las medidas necesarias para minimizar el riesgo de entrada a nuestro país”, afirmó Heriberto Hernández Cárdenas, presidente de la Organización de Porcicultores del País (Oporpa).

Señaló que desde que se se dieron los primeros casos en China se dio aviso al Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) para reforzar las medidas de vigilancia en aeropuertos, puertos y fronteras de México; sin embargo, la petición de alerta volvió a ponerse sobre la mesa con la nueva administración.

Agregó que en días pasado se reunió con los titulares de la Secretaría de Agricultura y del Senasica, Víctor Villalobos y Francisco Javier Trujillo, respectivamente para dar inicio a un periodo de consulta “en el cual todas las industrias afectadas dan su opinión y posteriormente se eleva la alerta sanitaria”.

Por su parte, el director general de la Confederación de Porcicultores de México (Porcimex), Alejandro Ramírez González, exhortó a tomar medidas “más contundentes” para minimizar el riesgo.

JET