México.- En marzo de 2019, a tan solo un par de meses de haber rendido protesta como gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro y dos de sus colaboradores: Macedonio Salomón Tamez, coordinador del Gabinete de Seguridad; y Pablo Fabián Ibarra, director general de Enlace Institucional, solicitaron a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) una licencia para portar armas.

De acuerdo con información de Proceso, el mandatario estatal y sus colaboradores hicieron la petición directa a Luis Crescencio Sandoval, titular de la Sedena.

El argumento que dieron los funcionarios para poder adquirir un arma calibre .380 y 200 cartuchos, fue que debido a “las actividades políticas y situación económica que como actividades laborales realizo, a mi juicio me colocan como blanco rentable y vulnerable para ser objeto de algún atentado de secuestro o robo debido a los desplazamientos e inseguridad en las carreteras, ya que tengo la necesidad de circular por las mismas a varias ciudades de la República Mexicana, para realizar mis actividades laborales”.

Asimismo, que la inseguridad que vive actualmente la sociedad del estado de Jalisco y el resto de la República Mexicana realmente es alarmante por el crecimiento de grupos delictivos dedicados al narcotráfico y al secuestro”.

A continuación les compartimos la solicitud de Enrique Alfaro:

EJRM

Te puede interesar:  Sedena aclara detención del periodista Humberto Padgett