México.- Durante los últimos días se ha cuestionado el bienestar del presidente Andrés Manuel López Obrador. Ante las dudas habló AMLO sobre su salud: «por eso me gustaría irme al infierno».

Luego de que se le viera pasmarse repentinamente durante la celebración del 15 de septiembre. Varias personas especularon sobre el cansancio y los efectos de éste en el mandatario.

-Publicidad-

Como era de esperarse, varios miembros de la oposición destacaron este comportamiento extraño y señalaron el deterioro de la salud del tabasqueño.

Ante ello, durante su conferencia de este lunes, fue cuestionado sobre lo que le sucedió el pasado jueves. Reconoció que a sus 68 años es muy propenso a sufrir enfermedades, aunque descarta estar grave.

“Nunca he negado que soy el presidente de más edad en toda la historia del país. Sí tengo que tomar medicamentos por mis padecimientos, pero estoy bien, comentó.

No obstante, el mandatario también aprovechó para burlarse de todos aquellos oponentes que «le desearon la muerte» o que decían que ya estaba a nada de irse al otro mundo.

TE PUEDE INTERESAR: LÓPEZ OBRADOR ES TENDENCIA; LO LLAMAN #AMLOBURLAMUNDIAL

Nada más por eso me gustaría irme al infierno para ver cuántos de esos me encuentro por allá. Cuántos de estos santurrones hipócritas. ¿Qué no les enseñaron que no debemos desearle la muerte a nadie?”.

“¿Cómo van a la iglesia y a los templos?¿Dónde está el humanismo? ¿Se eclipsa por el fanatismo, por lo ideológico, lo dogmático, el odio? ¿Para qué vamos a los templos, a las iglesia? No es posible que se le desee el mal a nadie. El ejemplo para sus hijos. ¿Cómo se va transmitiendo estos horrores?”, alegó López.