México. El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se niega a generar apoyos fiscales para reactivar la economía por sus intereses políticos; pese a las consecuencias económicas que ha generado la pandemia del coronavirus en México, señaló el Financial Times.

«El presidente populista de México, Andrés Manuel López Obrador, un conservador fiscal, se opone ferozmente a asumir una deuda adicional. Su plan de estímulo económico equivale a apenas el 1.1% del PIB, menos de una cuarta parte del promedio en América Latina según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU.», se lee en el artículo publicado por el diario británico.

AMLO evita el aumento de impuestos

-Publicidad-

Asimismo, el Financial Times indica que el mandatario tabasqueño evita aumentar los impuestos a meses antes de las elecciones de junio próximo.

«El presidente justifica su postura de tomar un centavo como una mezcla de principio y necesidad. Cree que su gobierno debería evitar el aumento de la deuda pública que, dice, deberían financiar las generaciones futuras. Aborrece los rescates financiados por el Estado que, según él, han convertido las deudas privadas en una responsabilidad pública en el pasado.»

También el diario señala que una de las formas para conseguir recursos fue a través del pago atrasado de impuestos de grandes empresas, pero analistas consultados estiman que esa recaudación será difícil de sostener a largo plazo para combatir los efectos económicos de la pandemia.

Te puede interesar:  AMLO dedica más tiempo a criticar a los medios, que a hablar de las Afores

Negar apoyos durante la pandemia dejará un déficit presupuestario

El Financial Times también indicó que la negativa de López Obrador a otorgar apoyos durante la pandemia, dejará a México con el déficit presupuestario más bajo entre los principales países latinoamericanos, además de un retroceso en la recuperación económica.

Pese al impacto de la pandemia en México, indicó el Financial Times, López Obrador prefiere continuar con el desarrollo de sus proyectos, como las refinerías y el apoyo económico a Petróleos Mexicanos (Pemex). «Pero se ha resistido a gastar más en otras áreas», se lee en el texto.