México. El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, celebró la decisión de México de colocar miles de militares en su frontera sur para garantizar que los únicos migrantes centroamericanos que lleguen a EU lo hagan de forma legal, pero que aún falta por hacer y que la meta es que ningún indocumentado cruce a su país, “porque es un tema de seguridad nacional”. 

En entrevista con Fox News, Pompeo reconoció que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha aceptado tomar medidas en el ámbito migratorio, las cuales las anteriores administraciones se habían negado a ejecutar.

El secretario de Estado señaló que existe un verdadero compromiso por parte del gobierno de México para que esos números sigan disminuyendo, hasta llegar a “cero detenciones de migrantes ilegales”, y así se pueda garantizar la seguridad de Estados Unidos.

JET

Te puede interesar:  Si AMLO toca el fentanilo se mete con el narco