«Yo sé que esto está mal, pero la necesidad… Si viviera en una comunidad de pescadores, fuera yo pescador». Te puedes ir a vivir al mar… «Pues sí, pero el dinero es muy… Vaya, ver dinero es muy adictivo. Compras todo con dinero, todo.» Huachicolero.

-Publicidad-

México.- En el bastión de los ladrones de gasolina en México, un policía que entró al negocio explicó para diario El País, sus motivos, su cambio de vida y demás entresijos de una actividad que crece sin freno.

«Mira», dice, «yo sé que esto está mal, pero la necesidad… Si viviera en una comunidad de pescadores, fuera yo pescador.»  “Te puedes ir a vivir al mar… Pues sí, pero el dinero es muy… Vaya, ver dinero es muy adictivo. Compras todo con dinero, todo».

Comentarios sobre el dinero, la falta y la abundancia, abundaron en la conversación.

Lo que ganaba cuando era policía, lo que empezó a ganar cuando se inició en el negocio del robo de combustible, lo que puede comprar, lo que no podía permitirse…

Cuesta creer que el señor sea un huachicolero, uno de tantos ladrones de combustible que han puesto en jaque la gobernabilidad en esta zona del centro de México, pues al igual que él, un grupo de ladrones se enfrentaron al Ejército en Palmarito, en dodne cuatro civiles y seis militares murieron.

Se reportó que el señor huachicolero, tiene dos camiones y ocho depósitos portátiles con capacidad para 8.000 litros de combustible. Roba gasolina de un ducto de Pemex en uno de los municipios del triángulo rojo, la zona más afectada de todo México. Trabaja o tiene trato con la banda de El Buchanan’s, uno de los dos grandes líderes huachicoleros de la zona, para lograrlo, emplea a cuatro halcones y dos choferes cada vez que va a «cargar combustible».

«Antes ganaba 2.700 pesos —135 dólares— a la quincena, ahora puedo sacar hasta 250.000 —12.500 dólares— a la semana».

Te puede interesar:  En Edomex detuvieron a 6 integrantes de una banda huachicolera

MR