México. Recientemente el presidente planteó una nueva estrategia de austeridad llamada Pobreza Franciscana; sin embargo parece que para el mismo resulta sólo un espejismo, pues su administración ha gastado alrededor de 42 mil millones de pesos en festividades, prestaciones y privilegios de funcionarios.

De acuerdo con el diario 24 Horas, los recursos han sido destinados para beneficiar a servidores públicos por el Día de Reyes, del Padre, la Madre, así como bonos para juguetes, ropa, libros, y la organización de eventos deportivos y culturales.

-Publicidad-

Dichos recursos están amparados en los contratos colectivos de los sindicatos de las diversas dependencias, por lo que están blindados ante recortes o aplicación de medidas de restricción presupuestal, como la transición anunciada por el mandatario para quitar privilegios a los funcionarios.

Cabe señalar que el pasado 28 de julio, López Obrador detalló que con la Pobreza Franciscana pretendía reducir más los privilegios de empleados públicos para que esos recursos se apliquen en otros rubros.

Asimismo, las festividades son otro aspecto que se cuestiona ante la nueva estrategia de austeridad, pues recientemente se anunció que para celebrar el Grito de Independencia se presentarán Los Tigres del Norte y la familia de Martín Luther King como invitados.

TE PUEDE INTERESAR: Solo en la 4T, nuevo embajador de México en Rusia… no habla ruso

JET